Quisieron cobrarle a un payaso por actuar "a la gorra"

El hecho ocurrió el domingo en Gaiman. "Tachuelita" quiso actuar en la plaza y los feriantes le pidieron $ 650. Después una funcionaria municipal fue con la policía a notificarlo a otro parque.

Varios grupos de Facebook se hicieron eco en las últimas horas de una situación ocurrida el domingo en Gaiman, cuando un artista callejero fue notificado por una funcionaria municipal y la policía sobre la obligación de registrarse y pagar un canon para actuar en espacios públicos de esa localidad.

“Fue una vergüenza lo que hizo la señorita Natalia Huichaqueo con el payaso ‘Tachuelita’, que quería hacer un show al aire libre y público en la plaza de Gaiman, donde no lo dejaron sino pagaba y se dirigió al parque a hacer un show y allá llegó la misma acompañada por policía”, publicó la vecina Ivonne Cielito Gómez en uno de los grupos denominado “Mercado Virtual Trelew, Gaiman, Rawson, 28 de Julio”.

Consultado por Jornada, el artista callejero reconoció que “el domingo estaba de paso por Gaiman y me arrimé a la feria de la plaza para hacer espectáculo, pero los feriantes me pidieron que pagara $ 650. Yo les dije que no podía pagar eso si no cobro entrada y lo que hago es a la gorra”.

Ante la insistencia por parte de un representante de la feria para que abonara esa suma, el payaso se fue del lugar y se dirigió al parque ubicado en la zona de la costanera del río Chubut, donde habitualmente se concentra una importante cantidad de familias y allí realizó su habitual espectáculo. En el momento que estaba finalizando el show “vino una señora de la Municipalidad junto con la policía, le pregunté por qué había llevado la policía y que si yo no estaba cometiendo ningún delito se fuera y me dijeron que tenía que pagar un canon y tenía que registrarme”.

“La verdad es que yo estaba de paso y aprovechando que había gente quise hacer mi espectáculo. No puedo pagar esa plata si no se si voy a juntar $200 o $400. Cuando a uno le cobran un impuesto y cobra entrada uno puede manejar eso, en la calle no porque es a la gorra”.

El comisario Jara, jefe de la Comisaria Gaiman, confirmó a este medio que la funcionaria municipal Natalia Huichaqueo pidió colaboración para intervenir en el lugar y se le brindó la seguridad del caso, aunque reconoció que en el lugar no se había cometido ningún hecho ilícito. “Fue un agente como medida preventiva y en estos casos se informa a las personas que tienen que cumplir con lo que marcan las normativas legales”, dijo Jara, en referencia al pedido de registro y pago de cánon que la inspectora habría reclamado al artista callejero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico