Reacondicionaron la Plaza 1° de Mayo, afectada por el temporal

Desde la Secretaría de Servicios a la Comunidad se informó que finalizaron las tareas de reacondicionamiento de la plaza del barrio Juan XXIII. En el lugar se lograron retirar 12 mil metros cúbicos de barro, limpiaron y refaccionaron los juegos, realizaron el relleno del terreno con piedras y colocaron nueva luminaria.

La Plaza 1° de Mayo, ubicada en el barrio Juan XXIII, fue uno de los espacios públicos que más daños registró tras la catástrofe. Se estima que acumuló más de 12 mil metros cúbicos de barro y su total puesta en funcionamiento demandó casi 6 meses de trabajo.

Alejandro Herk, coordinador de los equipos de trabajo de Servicios a la Comunidad, detalló que “las tareas comenzaron el 8 de abril con una plaza que registraba barro hasta la altura de los postes de luz, porque funcionaba como lugar de acopio de lo que se retiraba de las calles de la zona”.

“Primero se intervino con maquinaria pesada, en su mayoría retroexcavadoras, para sacar el barro acumulado. Posteriormente se instalaron cuadrillas de trabajo con equipos chicos, para llevar a cabo las tareas de reacondicionamiento general, que contemplaron el relleno del terreno con piedras, la refacción y limpieza de los juegos, y la colocación de un nuevo sistema de iluminación”.

“Hoy los vecinos cuentan con una plaza 100% renovada, producto de un continuo trabajo en el sector”, manifestó el coordinador e invitó a la comunidad a apropiarse del espacio público para el disfrute familiar.

Por último, Herk instó a quienes hacen uso de este espacio de recreación a cuidarlo, al señalar que “es fundamental que los vecinos contribuyan al mantenimiento de esta plaza y de todos los espacios verdes que hay en la ciudad, para que los trabajos concretados perduren en el tiempo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico