Se enteró que un empleado tenía cáncer y lo acusó de robo para echarlo

La investigación comenzó el año pasado y ahora el empresario Héctor Resnik, de la firma de avistajes "Southern Spirit" de Puerto Pirámides, fue imputado por "falsa denuncia". El empleado recibió el telegrama cuando estaba internado.

En las últimas horas la jueza Patricia Ázaro imputó y formalizó la apertura de investigación contra Héctor Alberto “Tiño” Resnik por “falsa denuncia”, luego de una investigación previa realizada por el Ministerio Público Fiscal.

Según Radio 3, el caso comenzó el año pasado cuando se comenzó a investigar un hecho de “robo” que supuestamente había sido cometido por un “empleado desleal” de la empresa de avistaje de ballenas “Southern Spirit” de Puerto Pirámides, conocida por realizar los avistajes en el semisumergible “Yellow Submarine”.

El “robo”, el empresario despidió al trabajador con “causa justa” y por ende sin indemnización. Sin embrago, las tareas investigativas permitieron determinar que no había ocurrido tal robo y que el empleado había sido despedido por ser paciente oncológico. Incluso el telegrama lo recibió estando internado, en Córdoba.

La investigación la llevaron adelante los fiscales Alex Williams y Juan Pablo Santos, quienes durante la audiencia efectuada en Tribunales explicaron que “el empresario habría realizado la denuncia para luego despedir a su empleado acusándolo de un robo de herramientas”.

“Resnik denunció en la comisaría de Puerto Pirámides el hurto de elementos de los galpones de su empresa ballenera y sindicó al patrón de embarcación de la firma Southern Spirit. Pero en realidad la denuncia estuvo dirigida a poner fin a una relación laboral por el presunto apoderamiento de bienes”, enfatizaron.

Los investigadores remarcaron que, con la denuncia, buscó “despedir a un empleado enfermo para evitar su responsabilidad como empleador. Este es el hecho que se atribuye como delito de falsa denuncia”.

Ahora, con la determinación de la jueza Azaro se estableció un plazo de investigación de 6 meses para determinar si se eleva a juicio oral y público. Resnik, quien es patrocinado por el abogado Fabián Gabalachis, decidió no declarar durante la audiencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico