Se espera que esta semana haya avances por la desaparición de Santiago

A 21 días de la desaparición de Santiago Maldonado, ocurrida el 1 de agosto durante la represión de Gendarmería en la comunidad mapuche de Cushamen, Sergio, su hermano, volvió a criticar ayer el accionar del Gobierno nacional y advirtió: "hasta que no asuma que es una desaparición forzada, no se avanzará" en la investigación. Manifestó que la fiscal federal del caso, Silvina Avila, le aseguró que entre el jueves y el viernes habrá novedades, .

Hoy se cumplen tres semanas de la última vez que Santiago Maldonado fue visto en el interior de la comunidad Pu Lof en Resistencia Cushamen, cuando Gendarmería ejecutó un violento procedimiento en ese sector de Chubut.
Su hermano, en declaraciones a Radio Rivadavia, cuestionó ayer que pasaron "20 días de la desaparición forzada de Santiago y seguimos dando vueltas como el día uno" y aseguró: "hasta que el Gobierno no asuma que es una desaparición forzada, no se avanzará".
En el mismo sentido, Sergio sostuvo: "en vez de hacerse cargo y decir lo que pasó, responsabilizar a quien está involucrado, siguen tapando y dando vueltas con cosas que no tienen sentido".
Respecto a las distintas versiones que han circulado desde la desaparición de su hermano, señaló que la familia sabía "que iba a pasar" y calificó a ese accionar oficial como "algo perverso, una tomada de pelo".
Por ello, sostuvo que la investigación no es seria. "Todos los días es algo distinto para ensuciar a la víctima, con cosas que no tienen fundamento. No quieren asumir que la gente que participó en la represión es la que está involucrada", advirtió.

A LA ESPERA DE AVANCES
El hermano de Santiago ayer también contó que mantuvo un diálogo con la fiscal federal del caso, Silvina Ávila, quien le aseguró que entre "jueves o viernes" habrá "algún avance" en la causa.
Los familiares del artesano bonaerense que reside hace unos años en El Bolsón, Río Negro, creen que podrían conocerse los resultados de algunas pericias realizadas en destacamentos de Gendarmería.
Es que en los vehículos de esa fuerza y en los edificios de Esquel, Bariloche y José de San Martín levantaron rastros, entre ellos pelos, que podrían ser de Santiago.
Ello fue en relación a las declaraciones de los testigos mapuches, que aseguraron ver el momento en qué los gendarmes golpeaban y se lo llevaban detenido.
En las inspecciones de búsqueda ordenadas por la Justicia Federal dentro de la comunidad ubicada en el departamento de Cushamen, los investigadores también encontraron un gorro que sería del hombre desaparecido. Ese es otro de los elementos fundamentales que marca que estuvo en la mencionada comunidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico