Se estableció que "Muñeco" tuvo sufrimiento innecesario

Dieron su testimonio policías y médicos veterinarios encargados de la pericia del caballo que mató y faenó el imputado Luis Carmona en 2017. Los peritajes incluyeron la comparación de imágenes de equinos y métodos científicos que arrojaron resultados positivos. También se determinó que el animal sufrió estado de pánico y estrés.

Ante el tribunal compuesto por el juez Alejandro Rosales se desarrolló ayer el egundo día de debate en el marco de la causa por abigeato y maltrato animal en donde está siendo juzgado Luis Carmona, de 29 años. El lunes el peón declaró y admitió su participación en la muerte del caballo “Muñeco”, ocurrida el 7 de mayo del año pasado en una chacra cercana a la ruta Nacional 26, en dirección al Bosque Petrificado. La difusión de un video al respecto generó la indignación de mucha gente, entre ellos proteccionistas como una de las hijas de Marcelo Tinelli.

Ayer se escucharon los testimonios de los profesionales que realizaron las pericias científicas y veterinarias, requeridas por la fiscal Laura Castagno. Las tres declaraciones fueron mediante el sistema de video conferencia desde una Oficina de la Superintendencia de la Policía Científica de la Ciudad de Buenos Aires.

Un subcomisario e integrante de la División Sala de Situación Científica detalló que fue la primera vez que en nuestro país se utilizó la metodología de comparación de imágenes de equinos. Para esta tarea convocaron a un médico veterinario a los fines de que los asesore sobre el fenotipo del animal.

El objetivo fue cotejar las fotografías de un animal tipo equino con el que salía en la filmación donde se observa la cruel muerte del caballo. También cotejaron la imagen del imputado con la persona que salía en el video en pleno acto en el que fue acuchillado al animal. Este estaba maniatado y murió de varias puñaladas al desangrarse.

El testigo confirmó que el método utilizado arrojó resultados positivos para los investigadores fiscales. Por su parte, el médico veterinario convocado para asesorar a la Policía Científica en esta pericia confirmó el resultado del cotejo de las imágenes dudosas con las que no lo eran.

El último testimonio fue el de un médico veterinario integrante de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), ACMA (Asociación Contra el Maltrato Animal) y APLISDA (Asociación por La integridad Social y el Derecho Animal). Este explicó que en el informe el equino “estuvo consciente de su cautividad, en estado de pánico y sufriendo una situación de estrés. Esto conlleva a una conciencia premonitoria de muerte en el animal”.

También destacó que el caballo es un animal sensitivo y sensible a todo su entorno, que en su estado natural corre, pero allí se encontraba anudado con cuerdas atadas a sus cuatro patas. Luego mencionó las diferencias entre las tareas que se realizan en los frigoríficos habilitados por el SENASA y la faena clandestina.

En sus conclusiones, el veterinario confirmó que en este caso se pudo observar una situación de sarcasmo por parte del imputado, combinado con la inexistencia de un ámbito de respeto y dignidad hacia el animal. “El caballo tuvo un sufrimiento innecesario”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico