Secuestran diez facas en un pabellón de la alcaidía

A partir de una requisa sorpresiva, el martes encontraron diez facas y un teléfono celular en el pabellón donde se alojan los hermanos Nieves. Estos controles son impulsados por la nueva jefatura de la alcaidía policial, liderada en forma interina por el comisario Lucas Cocha. Sucede tras el pase a disponibilidad del comisario Fabián Millatruz, ocurrida la semana pasada, luego de que el subjefe provincial de la Policía y el jefe de Unidad Regional encontraron doce teléfonos celulares en el pabellón de mujeres.

El jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, confirmó la semana pasada que el comisario Fabián Millatruz fue desplazado de su cargo como jefe de la alcaidía de Comodoro Rivadavia. Ocurrió luego que el jueves, durante una visita espontánea del subjefe Néstor Gómez y del jefe de la Unidad Regional, Ricardo Cerda, se incautaron doce teléfonos celulares en el pabellón donde se alojan catorce mujeres. Tras esa situación, el último martes a la tarde encontraron diez facas y un teléfono en el pabellón 2.

“Se hizo una presentación espontánea en la alcaidía y a simple vista se detectaron irregularidades” dijo el jefe policial y agregó: “al controlarse los pabellones había ciertos riesgos de seguridad”.

A Millatruz se le labró un sumario y quedó bajo disponibilidad hasta tanto se investiguen las irregularidades que ocurrían en la alcaidía. También se pone énfasis en algunos beneficios que tendrían algunos internos.

Millatruz fue reemplazado momentáneamente por el comisario Lucas Cocha que el martes lideró una requisa sorpresiva en el Pabellón 2 de varones en donde conviven los tres hermanos Nieves, Matías, Angel y Rodrigo junto a otros quince internos. En ese pabellón la policía encontró diez facas y un teléfono celular además de cargadores fabricados con cables precarios.

La alcaidía policial incluso ya había estado en el ojo de la tormenta el año pasado cuando se conoció que un representante del Consejo de Bienestar Policial –que fue sumariado- sacaba a presos condenados para ayudarlo a limpiar el camping policial en el barrio Stella Maris, lo que motivó el reclamo de los familiares de las víctimas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico