"Si no los quieren mandar, no los manden"

Esa fue la sugerencia de la supervisora de Escuelas, Alejandra Gauna, a los padres de estudiantes de la Escuela 39 tras el reclamo por falta de seguridad en el edificio. Exigen garantías para que los chicos puedan volver a las aulas.

El Gobierno de Chubut informó este jueves que en la Escuela 39 de Comodoro Rivadavia ya no hay pérdidas de gas. Sin embargo, esto no llevó tranquilidad a los padres de los estudiantes de la institución del barrio 9 de Julio debido a las diferentes irregularidades detectadas en los últimos meses.

En el lugar se encontraba la supervisora de Escuelas, Alejandra Gauna, quien escuchó los reclamos de la comunidad educativa y ante las preguntas de los padres terminó declarando. “si no los quieren mandar, no los manden”.

La asamblea se llevó a cabo en el hall de la institución y contó con la participación del dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Armando Vargas, y del secretario general de Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh), Santiago Goodman.

Gauna leyó el informe que certifica que no había pérdidas de gas en la institución, pero los padres no creían en la validez del mismo.

“Si explota el colegio ¿quién me devuelve a mi hija?”, se quejó un padre. “Son nuestros hijos, no un paquete de yerba”, volvió a replicar ante la atenta mirada de la supervisora, quien pedía calma y que entiendan la situación.

En este sentido, Vargas manifestó: “quieren tapar una cosa con otra. Esto me da por los tobillos. Lo que pasa en la Escuela 39 pasa en todas las escuelas. El Gobierno tiene que respetar el derecho de los chicos a estudiar. El trabajo era de un día y pasaron meses”.

“No podemos seguir con esta ‘escuela rancho’ porque desde el Gobierno de Carlos Maestro se viene pidiendo una escuela nueva. Los padres se tienen que poner de pie para decirle basta a este Gobierno que no le interesa la Educación de nuestros hijos. Tenemos que estar todos juntos padres, alumnos, porteros y docentes”, aseveró.

Mauricio Yañéz, quien es portero de escuelas y padre de estudiante de la Escuela 218, contó la experiencia en esa institución sobre la falta de compromiso de Provincia. “Yo logré que se volviera a poner el medidor de gas que se habían robado hace un año en la Escuela. Camuzzi le reintegra el medidor de gas y le dio 90 días de plazo porque tenía pérdidas en el termotanque y en el calefactor. Pasaron 120 días y todavía faltan arreglos”, subrayó.

“Desde que comenzó la pandemia nunca hicieron nada. La Escuela 143 tiene muchos vidrios rotos. Son vidas las que están en juego. No podés andar suplicándole a la Provincia que arregle todas las escuelas porque no le interesa la Educación”, cuestionó.

“SINO LO TOCA UN MATRICULADO, ES CLANDESTINO”

Asimismo, Goodman explicó que el amparo presentado se basa en el estado de la Escuela 39 y en que Claudia Aguilar –suspendida tras oponerse a habilitar las clases por los problemas edilicios- pueda volver a su cargo como directora. En el fallo de la Justicia se determinó que el Gobierno provincial tiene hasta el viernes para informar la situación del establecimiento sino se podría clausurar el edificio.

El dirigente gremial cuestionó que Provincia haya tardado tanto en realizar las pruebas correspondientes para brindar seguridad a la comunidad educativa. En este sentido, Goodman manifestó que el informe enviado a ENARGAS carece de validez porque “la prueba es de hermeticidad, no es de estanquidad”.

“La prueba realizada el día 7 debía perder un metro cúbico durante un determinado de tiempo y eso no es la prueba de presión. La prueba de presión es al revés y se realiza en todos lados para certificar que tenés gas y no hay perdidas”, consideró.

Es por eso que el secretario general de ATECh les comunicó a los padres: “ustedes tienen pleno derecho de creerlo o no creerlo, como papás pueden hacerlo porque la responsabilidad que es de Provincia y hay que tener claro que hay errores importantes como cuando vino personal que no era el tenía que venir. El gas lo toca un matriculado, sino todo lo que se hace es clandestino”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico