Terminó incrustado en un árbol y dejó abandonado el vehículo

En la madrugada de hoy personal de Tránsito encontró un vehículo chocado, que quedó atrapado entre la pared y un árbol, pero no hallaron a sus ocupantes en su interior.

A las 06:00 de hoy personal de Tránsito encontró en la calle Máximo Abásolo al 900 un Chevrolet Corsa rojo incrustado entre la pared y el único árbol que hay en esa zona.

Según detallaron a El Patagónico, al llegar al lugar no encontraron a los ocupantes del vehículo dentro o cerca del lugar. Lo curioso es que quedaron ambas puertas bloqueadas, lo que supone que el conductor debió salir del vehículo realizando maniobras acrobáticas por el baúl.

El automóvil continuará en ese lugar hasta tanto la grúa lo pueda sacar y trasladar al corralón municipal, mientras tanto se esperan novedades de los ocupantes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico