Turquía es el último clasificado a cuartos

Derrotó 2-1 a Austria y se metió entre los mejores ocho de la Eurocopa 2024. Su próximo rival será Países Bajos. El arquero turco Mert Günok tuvo una gran atajada en el final.

La selección de Turquía se convirtió este martes en la última clasificada para los cuartos de final de la Euro 2024 que se celebra en Alemania al derrotar por 2-1 a Austria, quien había sido una de las primeras de la fase de grupos.

El partido, que se jugó en el estadio Red Bull Arena de la ciudad de Leipzig, tuvo el arbitraje del portugués Artur Manuel Dias, y los dos goles de los turcos los hizo Merih Merimal, mientras que Michael Gregoritsch descontó para el conjunto austríaco.

Ambas selecciones saltaron al césped con todos los sentidos puestos en el partido, ya que se jugaban la última plaza para cuartos de final. Pero la alegría iba a ser para Turquía, que a los 57 segundos se adelantó gracias a un remate de Demiral tras un balón suelto en el área convirtiendo así el segundo gol más rápido de la Eurocopa. Austria se repuso bien del golpe y acto seguido tuvo hasta tres ocasiones para empatar, primero en un remate de Baumgartner, después en un tiro de esquina de Schmid y finalmente en un potente remate de Lienhart que se fue por encima del travesaño.

El cuadro turco, tras ese frenético inicio, replegó filas y empleó la gran mayoría de su esfuerzo en frenar los embates de Austria, que una y otra vez se estrelló contra el muro otomano. Mención especial para Arda Güler, que en esa estructura defensiva planteada por Vincenzo Montella, dejó grandes detalles de su calidad con el balón en los pies para ser el faro ofensivo de su selección.

Austria salió con todo en el segundo acto y tuvo varias ocasiones de empatar, pero, al igual que el primer tiempo, la conexión Arda Güler - Demiral subió el segundo tanto al marcador. Esta vez, el zaguero mandó el balón a la red con un imponente disparo. La pelota parada fue decisiva también en el gol de Gregoritsch en el 66', ya que el austríaco aprovechó una prolongación en el área para acortar distancias.

Al final, la fe turca y la espectacular estirada de Mert Günok sobre el final -junto al férreo planteamiento defensivo de Montella en un bloque bajo- certificaron la clasificación del combinado turco a cuartos de final frente a una Austria de Ralf Ragnick que nunca bajó los brazos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico