Un encuentro dejó al desnudo la falta de contención que existió luego del temporal

La Secretaría de Salud, instituciones locales y la asociación vecinal del barrio Juan XXIII participaron ayer de un encuentro que se realizó para evaluar de manera integral el estado de salud de las personas afectadas por el temporal del año pasado. Asistieron más 50 habitantes del sector y la reunión dejó al desnudo la falta de seguimiento que se produjo en delicados casos de salud, por parte del Estado.

A 12 días de que se cumpla un año del temporal que destrozó gran parte de la ciudad, dejando a miles de evacuados y casas completamente destruidas e inhabitables hasta hoy, ayer se realizó un encuentro en el barrio Juan XXIII para realizar una evaluación integral del estado de salud de las personas afectadas por la catástrofe.

Ese barrio de zona sur fue uno de los más golpeados durante el diluvio. Por esa razón, la Municipalidad decidió iniciar una serie de encuentros en ese sector. Próximamente se realizarán en los barrios Pueyrredon, Laprida y Zona de Quintas.

Según confirmó El Patagónico, a la reunión de ayer asistieron más de 50 personas y la misma dejó al desnudo la falta de seguimiento del Estado en diversos casos, algunos de alta complejidad.

“El objetivo era diagnosticar el estado personal y psicológico en que se encuentran los vecinos y también tener un relevamiento, porque por ahí había personas que tenían enfermedades que la Secretaría de Salud había informado en su momento, pero que Desarrollo Humano nunca les hizo seguimiento”, explicó Jimena Cores, presidenta del barrio.

“La verdad es que hubo mucha gente que no recibió nada de ayuda, que no tuvo seguimiento. Hay gente que tiene familiares discapacitados o que empezó a tener problemas por todo lo emocional, así que la idea es que este tipo de encuentros se realicen los sábados siguientes y que queden como un espacio donde los vecinos puedan charlar, porque hay temas que son preocupantes y que nadie habla”, señaló.

SE REPETIRA EL SABADO

El encuentro de ayer contó con la participación de profesionales del área de Salud municipal, instituciones locales y vecinos de la zona. Asistieron también el secretario de Salud, Carlos Catalá; el subsecretario del área, Jorge Espíndola; miembros de Defensa Civil municipal; el diputado provincial, Gustavo Fita; bomberos voluntarios; estudiantes de Enfermería de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco; psicólogos y trabajadores sociales del área de Salud que realizaron relevamientos y asistencia durante la emergencia.

Catalá, luego de la reunión, se refirió al estado de salud de los pobladores afectados. “Hay gente que no pudo avanzar en la refacción de sus viviendas, en muchos casos no por dificultades económicas, sino por un tema emocional. Durante la reunión nos manifestaron que algunas personas desarrollaron diversas patologías luego de lo vivido y creemos que es muy importante estar presentes como Estado, conteniendo a la ciudadanía que lo necesita”, explicó.

En este sentido, aclaró que todos los reclamos y las necesidades que se plantearon durante el encuentro, serán transmitidas al intendente, a funcionarios de otras áreas municipales y a las instituciones que corresponden, junto a un informe general sobre el diagnóstico de las personas que han padecido las consecuencias del temporal.

Por último, el funcionario recordó que esta propuesta también se replicará en los barrios ueyrredón, Laprida y zona de Quintas, con el propósito de observar los casos de manera particular y grupal.

“Vamos a volver a todas las casas donde estuvimos presentes durante el temporal. Podemos decir que en su momento logramos contener algunas patologías como la leptospirosis o la hepatitis, pero hoy continuamos con el proceso de asistencia en materia psicológica para evitar otro tipo de patologías no tan benignas”, concluyó el funcionario, confirmándo que el próximo sábado el encuentro será de 15 a 17 en la Asociación vecinal del barrio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico