Un gobernador pide "medidas más drásticas"

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, alertó hoy que en la provincia la situación epidemiológica "tiende a complicarse" y que "está en riesgo la temporada turística" debido a que "una franja de la sociedad no toma las normas de distanciamiento ni cumple con las medidas de autocuidado y control" porque "se producen aglomeraciones absolutamente innecesarias".

Así lo aseguró a Télam el gobernador, luego de participar en Casa Rosada de la firma de un convenio por obras hídricas junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los ministros Gabriel Katopodis, de Obras Públicas y Eduardo 'Wado' de Pedro, de Interior.

"Todo esto pone en riesgo la temporada turística que viene muy bien. Estamos conversando con los intendentes para que cada intendencia vaya tomando las medidas que considere necesarias. Es muy heterogénea la distribución demográfica en Entre Ríos y esto debe ser tenido en cuenta a la hora de tomar decisiones", sostuvo Bordet.

El mandatario adelantó que durante la reunión con los funcionarios nacionales planteó que se otorgue mayor apoyo de fuerzas federales para "ir teniendo un ordenamiento que nos permita sortear con éxito la pandemia".

El gobernador aseguró también que su administración estará "en sintonía" con las medidas sanitarias que resuelva el Gobierno Nacional, tal como lo han hecho "siempre".

Y agregó: "Dejamos a criterio de cada intendente el control epidemiológico en las ciudades y van a tener todo el apoyo del Gobierno provincial tanto en recursos humanos para ser aplicados como también del Gobierno Nacional".

Precisó que hay ciudades entrerrianas que ya están aplicando restricciones para circular durante la madrugada, aunque advirtió que "no todas las ciudades tienen la misma situación epidemiológica" por lo que "no hay que generalizar ni tomar medidas que quizás sean muy duras donde no hay problemas".

Al igual que lo remarcara el presidente Alberto Fernández esta semana, Bordet aseguró a esta agencia que en su provincia son los "jóvenes" los que representan el mayor problema desde el punto de vista epidemiológico.

"El problema es que después contagian a sus padres, o lo que es peor, a sus abuelos, y esto genera complicaciones severas en la salud de esas personas", sostuvo.

En tanto, señaló que por el momento la ocupación de camas de terapia intensiva está "dentro de la media nacional", pero advirtió que "si la situación sigue así, puede tender a agravarse en un futuro".

"En los hospitales la situación está controlada, estamos dentro de la media nacional, con el 47 por ciento de las camas UTI ocupadas. El sistema está soportando bien la crisis por la pandemia pero nos preocupa porque si esto sigue desarrollándose de esta manera y el crecimiento de los casos sigue siendo exponencial va a llegar un momento en el que se puede poner en crisis el sistema", agregó.

Sobre las acciones oficiales, consideró que hay tomar "medidas que tiendan a la difusión y la persuasión" y "medidas más drásticas y más restrictivas".

"Si la situación epidemiológica lo amerita, tomaremos medidas drásticas, porque la prioridad es la salud de la población. No hay nada que sea más prioritario que eso y hay que anteponerlo a todo. Estamos con tiempo, reclamando y pidiendo que no se realicen fiestas clandestinas, que se utilicen los métodos de protección como el barbijo, alcohol en gel y que haya distanciamiento”, enfatizó.

Por último, destacó la recepción de la vacuna rusa Sputnik V entre el personal de salud: “Hay muy buena aceptación, vienen muy bien, estamos aplicando vacunas en quince localidades de toda la provincia de Entre Ríos para quienes están más expuestos y al frente de la pandemia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico