Un taxista denunció que fue agredido por un policía que estaría borracho

Denunció que Carlos Alvarez, miembro de la Policía del Chubut, lo agredió junto a dos amigos cuando este le recriminó que le chocaron su vehículo estacionado en una calle del barrio San Cayetano. Después de alertar por radio a colegas, tanto taxistas como remiseros comenzaron a buscar al supuesto agresor y lo encontraron a pocos metros acompañado por dos móviles de la Seccional Sexta. La víctima realizó la denuncia en esa comisaría después de ser atendido en el Hospital Regional.

Un taxista retornó ayer, a las 3, a su domicilio ubicado en Código 552 al 1900, del barrio San Cayetano, para pedirle a su pareja que lo acompañara a entregar el turno del vehículo con el cual trabaja todas las noches. El recorrido se extiende hasta Palazzo. En ese tramo su pareja maneja el auto particular de la familia, un Chevrolet Corsa blanco, para que puedan regresar ambos a la vivienda a descansar.
La rutina del trabajador se vio interrumpida cuando una Renault Partner impactó en el costado derecho del Corsa provocándole serios daños en la parte trasera derecha de su carrocería.
Esto generó que tanto el taxista como los tres ocupantes de la Partner comenzaran a discutir sobre la responsabilidad de los daños. Uno de ellos se identificó como Carlos Alvarez, miembro de la Policía del Chubut. La discusión se endureció con el pasar de los minutos y terminó, según remiseros y taxistas, con el trabajador del volante agredido por las tres personas que viajaban en la utilitaria.
Según el relato de sus colegas, el taxista pidió ayuda a través de su equipo de radio debido a la gravedad de sus heridas mientras sus atacantes escapaban del lugar. Inmediatamente, los mensajes en los teléfonos móviles se fueron multiplicando.
Así, tanto taxistas como remiseros decidieron comenzar a buscar a los supuestos agresores, pero solo lograron identificar a Alvarez en Polonia y O'Donnell, que estaba acompañado por dos móviles policiales.
Allí, los trabajadores comenzaron a increpar al policía por la actitud hacia su compañero y según estos, les respondió manifestando que había actuado en propia defensa.
La discusión se prolongó hasta que Alvarez se retiró del lugar y se dirigió a su domicilio. Mientras que el taxista se dirigió a la Comisaría Sexta para realizar la denuncia sobre lo que había sucedido.
El trabajador se movilizó junto a sus compañeros para asesorarse que no pasara nada. Sin embargo, los remiseros aseguraron que el oficial de turno no quiso tomarle la denuncia porque consideró que el taxista debía dirigirse al Hospital Regional para someterse a las curaciones correspondientes.
Luego de ser atendido en el centro asistencial, el trabajador volvió a la Comisaría para radicar la denuncia que se hizo efectiva cerca de las 9.
Los remiseros, mientras tanto, aseguraron que grabaron gran parte de los incidentes con Alvarez para demostrar que el policía estaba en presunto estado de ebriedad y, que continuamente, amenazaba a los demás trabajadores.
También manifestaron que el taxista agredido nunca atacó a alguno de los ocupantes de la Renault Partner con un arma blanca porque estos no le dieron "tiempo a nada".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico