Una empresa de la familia Caputo dejó sin trabajo a 450 trabajadores

La empresa Mirgor no renovará 450 contratos que se vencen. Además, adelantará las vacaciones del mismo número de trabajadores.

El grupo Mirgor, uno de los principales fabricantes de electrónicos y autopartes de Tierra del Fuego, comunicó el miércoles a los delegados gremiales que a partir del primero de diciembre no renovará los contratos con los que opera parte del personal y adelantará vacaciones a otros colaboradores, al argumentar "dificultades para el abastecimiento de insumos" que atraviesa el sector.

Mirgor fue fundada en 1983 por Mauricio Macri, Roberto Vázquez y Nicolás Caputo, tío de Luis Caputo, recientemente nombrado ministro de Economía a partir del próximo 10 de diciembre por el presidente electo, Javier Milei. Años después, el ex presidente Macri vendió su parte de la empresa.

Fuentes de la empresa confirmaron a Télam que "en línea con las dificultades que atraviesa el sector industrial en general para el abastecimiento de insumos, lo que genera una consecuente baja en la producción y caída en las ventas, la compañía se ha visto obligada a no renovar los contratos que finalizaban a fin de mes". De la misma manera, Mirgor decidió "adelantar las vacaciones del personal efectivo del sector de electrónica de consumo", aunque a pesar de la situación descripta las fuentes señalaron que mantienen su "vocación de seguir trabajando en la búsqueda de nuevas oportunidades y de desarrollar proyectos que favorezcan el empleo y desarrollo industrial".

De acuerdo con las fuentes gremiales consultadas por Télam, la empresa suspendería a la totalidad de sus empleados efectivos hasta el 18 de diciembre, fecha en que los licenciaría por vacaciones. La caída de contratos no renovados informada por la empresa es de 450 trabajadores y otros 450 con adelanto de vacaciones, mientras que en el sindicato aseguran que las medidas adoptadas afectará a "1.200 operarios" de las plantas "Iatec, Brightstart, Famar y Mirgor". En el mismo sentido, señalaron que en toda la provincia hay "cerca de 3200 contratados" cuya continuidad laboral es considerada en riesgo por las fuentes gremiales. La medida dejaría paralizada, dentro de estos establecimientos, la fabricación de productos como televisores, monitores de computadora y teléfonos celulares.

La compañía, que todavía no oficializó el anuncio, sino que lo adelantó a representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) con el argumento no contar con insumos para continuar con la producción debido a la falta de autorización de giro de divisas al exterior para pagarle a sus proveedores.

Fuente: El Destape

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico