Una mujer pide protección para su hija abusada por el padre

La hija de Natalia Aldrey, entonces de 3 años, le contó en mayo del año pasado que su papá abusaba de ella. Lo denunció ante la justicia de la Ciudad de Buenos Aires y si bien las pericias demuestran que la niña vivió lo que cuenta, el hombre fue sobreseído. Ahora piden que revisen la decisión.

Natalia Gabriela Aldrey es del bario Villa del Parque, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tiene 30 años y una hija de 4. Desde hace un año no puede dormir bien por las noches, desde que su hija, en ese momento de 3 años, le confesó que su padre abusaba de ella. A partir de entonces pelea en la justicia para mantenerla a salvo. Pese a que las pericias y la Cámara Gesell que le hicieron a la nena confirmaron la historia que cuenta, el acusado fue sobreseído.

Era la noche del 1 mayo de 2017, habían disfrutado del feriado del día del trabajador, Natalia intentaba dormir a su hija cuando ella le tomó su mano, se la puso en su vagina y le pidió que la acariciara. “Era la primera vez que lo hacía. Le pregunté si alguien más se lo había hecho y con inocencia me contó que su papá”, relató Natalia a minutouno.com.

Esa misma noche llamó a una amiga que es psicóloga infantil, fue a su casa y hablaron sobre el tema. Al día siguiente, por recomendación de unas compañeras llegó a la Mundanas, una agrupación de mujeres que trabaja por la erradicación de todo tipo de violencia, y allí encontró el asesoramiento legal que necesitaba. Tres días después denunció al progenitor de su hija en la fiscalía Nº 25 de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Martín Mainardi. "Estaba totalmente desconcertada, no sabía si hablar con él o qué hacer", cuenta Natalia.

La justicia determinó que la nena no tenga contacto con el papá durante la investigación. El hombre, que es docente de dos colegios secundarios, solía quedarse con la nena dos a tres veces por semana cuidándola mientras su madre trabajaba. Si bien la Cámara Gesell y las pericias psicológicas que le realizaron demostraron que la nena vivió lo que relata, el imputado fue sobreseído a fines de febrero por el Juez Guillermo Carvajal.

La querella presentó una apelación ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional. Natalia, junto a diversas organizaciones sociales, se reunirá frente al juzgado este jueves 15 de marzo a las 10:30 para pedir por los derechos de su hija. "Me aterra que quieran revincular a mi hija con su papá y que la justicia no vele por los derechos de ella".

"No quieren escuchar la voz de mi hija y le dan más valor a la voz del padre. Cualquier juez de menores tiene que valorar las palabras de las y los niños, respetando sus vidas y sus derechos ante todo. Es por eso que pedimos que la justicia revea su decisión y continúe con la investigación", aseguró Natalia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico