Urbana incorpora a dos mujeres choferes al servicio de recolección

Con más de ocho años de experiencia en la integración de equipos femeninos a las tareas históricamente desarrolladas por hombres, Urbana Higiene Ambiental celebra el "Día Internacional de la Mujer" con una nueva etapa de desarrollo laboral para Mariela Pérez y Lorena Díaz, quienes se sumaron al equipo de choferes de recolección de residuos domiciliarios luego de desempeñarse en el servicio de barrido de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Este 8 de marzo, en Urbana hay un motivo especial para conmemorar el “Día Internacional de la Mujer”, ya que en noviembre del 2020 se hizo efectiva la incorporación de dos integrantes del equipo al servicio de recolección de residuos domiciliarios. Eso fue posible gracias al trabajo en conjunto desarrollado con el Sindicato de Camioneros de Chubut, la Municipalidad de Comodoro Rivadavia y Urbana, que permitió la capacitación y desarrollo laboral de las colaboradoras.

La incorporación de Mariana Pérez y Lorena Díaz se fue desarrollando de manera paulatina, y permitió realizar pruebas pilotos y prácticas para desempeñarse en el servicio.

“En 2013 comenzamos a transitar un nuevo camino, cuando se sumaron al equipo barrenderas. Este nuevo paradigma nos impulsa a seguir ampliando la participación de ellas en todos los servicios, y ahora se convierte en una opción más dentro del ámbito de trabajo”, expresó Levan Macharashvili, gerente general de Urbana.

“Estamos convencidos de que la inclusión de mujeres se corresponde con las necesidades de la sociedad y con el lógico avance cultural en cuanto a términos de igualdad entre géneros. El respeto y la contención de las trabajadoras son las condiciones necesarias para que puedan llevar adelante sus tareas”, agregó Levan Macharashvili.

LAS PROTAGONISTAS

En la primera etapa Mariela y Lorena se dedicaron al servicio de recolección de residuos de gran tamaño (que va desde levantar un colchón hasta una heladera), estuvieron acompañadas por otros choferes que las capacitaron. En una segunda etapa, comenzaron con la recolección de residuos domiciliarios y en una tercera aprendieron sobre el funcionamiento de los camiones y a manejarlos.

Mariela indicó que “es la primera vez que hay mujeres manejando un camión y recolectando los residuos. Agradezco por esta oportunidad de crecimiento personal y laboral, y además por cuidarnos y brindarnos todas las herramientas que necesitamos como trabajadores”.

Destacó que trabaja en Urbana hace seis años: “primero fui barrendera y ahora me desempeño como chofer de camión. Me siento orgullosa porque represento a las mujeres que trabajan en la empresa, es una experiencia nueva”.

Por su parte, Lorena agregó: “hace tres años trabajo en la empresa, para mí fue una prueba superada y estoy contenta, nunca tuve miedo de manejar un camión de estas características, pero con la ayuda de nuestros compañeros pusimos en práctica todo lo que nos enseñaron. Además, como mujer siento una responsabilidad muy grande, ya que somos el camino a seguir de muchas mujeres que hoy buscan progresar y ser parte de cualquier trabajo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico