Usan la casa de Diego Correa para dar cursos para varones violentos

Es la vivienda decomisada por el caso El Embrujo, ubicada en Playa Unión. En el futuro será un hogar de tránsito para víctimas de violencia de género.

Si bien allí se instaló el Centro Integral de la Mujer, como todavía no cuentan con gas sus instalaciones son utilizadas provisoriamente para brindar capacitaciones a varones que ejercen violencia, publica este sábado Jornada.

Cuando Diego Correa fue condenado por la causa El Embrujo se le decomisaron bienes, propiedades y dinero en efectivo. Entre las casas estaba un complejo de dúplex y una vivienda en Playa Unión. Precisamente esta última fue transferida a la Municipalidad de Rawson, que la había solicitado para instalar allí el Centro Integral de la Mujer. Pero la obra no estaba terminada y carecía de los servicios, por cuanto hasta no se pueda cumplir con los trabajos no se podrá habilitar el hogar de tránsito para mujeres víctimas de violencia.

Sin embargo, sus instalaciones sí son utilizadas para otros fines como es el dictado de talleres para varones violentos.

Giselle Porras, coordinadora municipal de la Mujer, explicó que en esas instalaciones funcionan diversos talleres “que son brindados para personas que ejercen violencia”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico