Violencia en el Fuchs y reclaman pedir antecedentes a inquilinos

Vecinos de la calle Islas Orcadas al 300 afirman que la inseguridad de la zona obedece a las juntas que se dan en un departamento de un inquilinato de la cuadra.

El sábado a la noche un grupo de violentos apuntó con un arma de fuego a un vecino de la cuadra. Hubo corridas, amenazas y disparos. Dos sospechosos fueron detenidos y un tercero escapó herido. Hoy recuperaron la libertad pero no podrán acercarse al lugar por tres meses. Desde la vecinal piden al Concejo Deliberante que instrumente una ordenanza en la que los inquilinos presenten certificado de antecedentes.

Los vecinos de la calle Islas Orcadas al 300 del barrio José Fuchs se reunieron este lunes en la vecinal para organizarse, ya que están cansados de las situaciones de inseguridad que siembran las juntas de un inquilinato de la cuadra. “Salís con el corazón en la boca”, describe una vecina.

Los vecinos tienen miedo de que les ingresen a robar como ocurrió la semana pasada, o que alguien les haga daño como sucedió el fin de semana. Es que el ir y venir de delincuentes foráneos es constante en la cuadra. Y ellos responsabilizan de eso a un inquilinato del lugar en donde “paran” jóvenes que no se sabe de qué viven. Le exigen al dueño del inquilinato que desaloje a uno de ellos que constantemente asila a delincuentes. Piden a la Justicia que también intervenga.

La gota que rebalsó el vaso fue lo que ocurrió el sábado a las 21:50 cuando un vecino fue víctima de una grave amenaza. Varios llamados a la guardia de la Seccional Tercera dieron cuenta de que en el inquilinato de calle Islas Orcadas 388 había una pelea entre vecinos y al menos uno de los violentos estaba armado. Incluso referenciaban a viva voz que le habían puesto la pistola en la cabeza a un vecino. Eso generó la indignación prácticamente de todo el vecindario que salió a la calle recriminando la acción delictiva.

Y LLEGO LA POLICIA

La Policía llegó justo a tiempo al lugar. La víctima les indicó que en el pasillo del inquilinato había tres personas y uno de ellos estaba armado. Cuando la Policía intentó ingresar, uno de los revoltosos intentó frenarlos junto al que llevaba un cuchillo en mano. Un tercero que tenía en sus manos el arma de fuego, aprovechó para escapar.

Tras un forcejeo, personal de la Policía de la Seccional Tercera detuvo a dos de los tres sospechosos, mientras un cabo primero trataba de desarmar al otro.

Según informaron desde esa dependencia, cuando el sospechoso intentó realizar un movimiento de rotación con sus manos, el empleado policial efectuó un disparo disuasivo con posta de goma que le impactaron en una de las piernas.

Alrededor de las 22:30 se presentó el abogado Mauro Fonteñez con F.D., un joven que refirió haber participado del conflicto y ser quien huyó del lugar. Presentaba tres impactos de perdigones en el muslo derecho.

Según la Policía, la mayoría de los vecinos se había agrupado quejándose del comportamiento de los detenidos, lo que para la Policía podía llegar a generar una conflicto violento de mayor envergadura, por lo que se optó dejar que el abogado del hombre herido con postas de goma lo trasladara a un centro asistencial en forma preventiva.

Según les explicaron desde la Fiscalía a la Policía, el tiempo transcurrido entre la detención de los sospechosos y la presentación de este otro herido en el lugar no podía constituir la “comisión de flagrancia”, por lo que no podían detenerlo.

ANTECEDENTES A LOS INQUILINOS

Este lunes a la tarde, Héctor Hueicha –detenido con un arma blanca el sábado- y Pablo Ovalle recuperaron la libertad después de la audiencia de control de detención y formalización de la investigación. La jueza Daniela Arcuri dispuso su libertad con prohibición de acercamiento –durante tres meses- a las dos víctimas del hecho.

“En la calle Islas Orcadas y Liniers hay un inquilinato de la familia Almonacid que tiene varios departamentos que no se sabe a quién se les alquila. Nosotros tenemos una idea de que los concejales hagan una ordenanza en donde la gente que alquile pida antecedentes policiales a los que se les alquile”, comentó a El Patagónico el vecinalista Carlos González.

“Habían entrado a hacer actos delictivos a hogares de los vecinos y el día sábado se presentaron con armas de fuego, le apuntaron a una persona, no salió el balazo, y la gente salió a defenderse, intervino la Policía con el comisario (Omar) Delgado, que siempre está al pie de la letra y se logró detener” agregó González sobre lo ocurrido el fin de semana.

“Todos los vecinos van a ir a declarar en la Seccional Tercera, el comisario les va a tomar declaración, ellos quieren vivir tranquilos, mañana ya van a empezar a poner cámaras en la calle de manera particular y les vamos a presentar una nota a la Cooperativa (SCPL) para que cambie la luminaria. También vamos a pedir una poda de árboles” explicó González.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico