Afirman que la novena rotura en el acueducto de Ciudadela obedece a problemas de construcción

El jefe de acueducto de la SCPL, Rodolfo Calo, informó ayer que este año se han registrado ya nueve roturas en el nuevo acueducto que une Cerro Arenal con Ciudadela, pese a que se trata de un ducto que se puso en funcionamiento hace apenas cuatro años.

Como consecuencia de estas recurrentes roturas, que se aducen a una falla en la construcción de la empresa Rigel, los barrios de la zona norte están sin agua y con pocas posibilidades de que se normalice la situación si continúan las averías constantes. Los barrios afectados son Laprida, Manantial Rosales, Sarmiento, Güemes, Presidente Ortíz, Castelli, Presidente Ortiz y Km 8.
Desde la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) se explicó que esta situación obliga a la entidad a rotar personal, contratar maquinaria y desplazar equipos propios, con los altos costos que ello implica.
Calo exhibió el perfil hidráulico de esta obra y recalcó que no la hizo la Cooperativa ni la inspeccionó mientras se construía. Según los técnicos, al momento de hacerse presente los equipos en la zona donde se generó la nueva rotura, hubo que excavar 4,50 metros y encontraron que por ese sector pasaban caños de gas y un tendido eléctrico, por lo cual hubo que convocar a otras secciones y también a Camuzzi.

ROTURAS CONSECUTIVAS
Calo explicó ayer que en este tiempo "hemos tenido 9 roturas seguidas en lo que va del verano, lo que complica el abastecimiento de agua en zona norte de la ciudad". Recordó el técnico que este acueducto "fue licitado e inspeccionado por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), nosotros lo recibimos cuando estuvo la recepción definitiva del mismo".
En otro orden y a la hora de precisar qué problemas tiene ese ducto que recurrentemente se rompe, el ingeniero acotó que "estamos atribuyendo los problemas sucesivos a la instalación de caños. Como dato, puedo comentar que el mismo material, el mismo caño, mismo diámetro, clases y marca están instalados en el acueducto a Rada Tilly y allí no hemos tenido problemas".
Por eso todas las miradas apuntan a la empresa constructora de la obra, no obstante que la injerencia sobre el mismo hoy la tiene la Provincia, que es quien posee la concesión. Aclaró también Calo que "las empresas que hicieron ambos ductos no son la misma".
Respecto de esta cuestión comparativa de tendido de cañerías, donde uno falla todo el tiempo y el otro no, precisó que dadas las circunstancias "estamos atribuyendo las roturas a un problema de construcción", en tanto aseguró que "las autoridades de la Cooperativa han hecho un reclamo al Enohsa pero estamos esperando. De todos modos este acueducto está bajo la concesión de Provincia".
Calo recordó que este es un acueducto nuevo, ya que "se puso en funcionamiento en marzo de 2011 y los problemas empezaron enseguida. Los primeros los tuvo la empresa constructora y todos recordarán que la primera rotura fue en el barrio Laprida".
Más adelante subrayó: "estamos atribuyendo el problema a la instalación de caños". Dijo que la reparación es onerosa para la Cooperativa y en este caso recordó que la rotura fue compleja, con lo cual se estimaba que a primera hora de hoy estaría nuevamente en funcionamiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico