Anulan conexiones clandestinas de agua en los kilómetros 12 y 14

Uno de los sitios funcionaba como un "cargadero" donde incluso acudían camiones cisterna.

Adolfo Carrizo, jefe del Departamento de Saneamiento de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, de quien depende el servicio de distribución de agua potable, brindó los detalles del operativo realizado ayer para anular conexiones clandestinas en la zona norte de Comodoro Rivadavia. Las tareas se desarrollaron con el acompañamiento de la Secretaría de Seguridad del municipio y la colaboración de la Polícia del Chubut. Tuvo epicentro en los kilómetros 12 y 14, en lugares donde ya se había procedido a la desconexión en tres oportunidades previas.
Carrizo puntualizó además que en el caso de Kilómetro 12, el punto funcionaba como "cargadero" al que concurrían desde vehículos particulares con bidones domésticos hasta camiones cisterna de 8.000 ó 9.000 litros de capacidad, tornando a ese punto clandestino como un notorio "desfiladero" de carga.
"Las conexiones clandestinas constituyen una pésima actitud que queremos erradicar, y en las que el principal problema es cómo están ejecutadas", refirió.
Agregó que es necesario que se acerquen a las oficinas de la cooperativa y se inscriban en los proyectos para acceder a las redes. Especificó que la entidad brinda soluciones a los vecinos, e incluso dispone de diversos planes de financiamiento para la regularización de cada caso sea accesible a todas las familias comodorenses.
Mientras que en el caso de las conexiones a la energía eléctrica los operativos son regulares y en el caso del agua no se dan a publicidad frecuente, Carrizo subrayó que continuarán con esta modalidad de trabajo, intensificando los controles en la zona de los kilómetros.
"Hay más conexiones de este tipo, estas eran las más visibles; es la primera vez que lo hacemos público, pero ya habíamos efectuado tres cortes en oportunidades anteriores en los mismos lugares. Lo exponemos porque el objetivo es que busquen la solución en la SCPL y no de este modo abusivo e intempestivo" sostuvo.
El secretario municipal de Seguridad, Antonio Zúñiga, también se refirió al operativo, y respecto de las conexiones clandestinas, especificó que en el caso de Km 14, no se trata de terrenos usurpados, sino de adjudicaciones formales, aunque "estaban enganchados del caño de agua no solo para abastecer a una familia sino a todo un sector, lo que generaba importantes problemas de presión de agua en la comunidad que paga el servicio y lo tiene legalmente conectado".
"Acudimos con personal policial por cuestiones de seguridad, pero tenemos incluso el respaldo de los vecinalistas que también plantearon este problema. Se realizaron tres desconexiones y una de ellas fue atrás de un vivero, donde tenían válvulas y mangueras de alta presión, que fueron decomisadas, por lo que vemos que se trata de personas idóneas que saben cómo realizar estas maniobras de instalación", describió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico