Atentan contra dos vehículos del área de Saneamiento de la SCPL en Sarmiento

En la planta potabilizadora de Sarmiento fue incendiada durante la madrugada de ayer una camioneta contratada al servicio de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada. Mientras, pasado el mediodía cuando el ingeniero Rodolfo Calo y el gerente del área Saneamiento, Adolfo Carrizo, transitaban el camino entre la planta potabilizadora y las oficinas de la SCPL, fueron sorprendidos por un hombre que les arrojó piedras y les destrozó un vidrio lateral de la camioneta en la que circulaban.

Dos atentados contra personal y vehículos del área de Saneamiento de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) se produjeron ayer en Sarmiento.
En primer término el gerente de esa área, Adolfo Carrizo, denunció ayer a la mañana que una camioneta que prestaba servicios para la institución fue quemada durante la madrugada mientras permanecía estacionada en el predio del acueducto.
Indicó que se trata de una camioneta doble cabina que había sido contratada a un particular. Interviene en la investigación el Ministerio Público Fiscal de Sarmiento.
Carrizo sostuvo que no existieron amenazas previas. Sin embargo, otras fuentes de la SCPL señalaron que se presume que el ataque podría estar vinculado con las internas del gremio de Obras Sanitarias.
El atentado ocurrió de madrugada y Carrizo indicó que no hay testigos ni registro audiovisual del incidente, ya que no existen cámaras de seguridad en el sector. "Tenemos la presunción que puede ser algo intencional, por eso se están haciendo las diligencias y peritajes y en función de eso veremos qué actuaciones seguir y haremos las denuncias correspondientes", expresó.
El vehículo estaba afectado a tareas de supervisión en la planta y llama la atención porque había otras unidades dentro del predio y solo esta fue alcanzada por el fuego.

Otro atentado
Sobre las 14 de ayer, cuando Carrizo y el ingeniero Rodolfo Calo transitaban el camino entre la planta potabilizadora y las oficinas de la SCPL en Sarmiento, fueron sorprendidos por un hombre que les arrojó piedras y dañó un vidrio lateral de la Volkswagen Saveiro en la que se desplazaban.
El autor de este segundo atentado caminaba por la vereda cuando de repente atacó la camioneta. Carrizo que conducía el vehículo, alcanzó a acelerar y escapar rápidamente del lugar.
Tras el último ataque, intervino personal de la Policía Científica. Los vidrios destrozados por la pedrada no alcanzaron a herir a Calo que viajaba de acompañante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico