Con el pago de indemnizaciones levantaron el acampe frente a SP

Las familias que hace tres semanas iniciaron un reclamo por la falta de pago del retiro voluntario, al que accedieron entre setiembre y diciembre, realizaron su última jornada de protesta en la base.

Los trabajadores de SP que pidieron el retiro finalmente cobrarán sus indemnizaciones hoy. La confirmación les llegó a través de la Secretaría de Trabajo, luego de que tres operadoras -YPF, Sipetrol y Capsa- transfirieran los montos adeudados. Cierra así una protesta de tres semanas con un bloqueo a la entrada de esa contratista.
En la Secretaría de Trabajo se esperaba ayer al mediodía la llegada de una notificación online que confirmara el depósito del pago para los trece trabajadores de SP (dos cobraron el miércoles) que aceptaron el retiro voluntario. Los ahora ex operarios y sus familias cocinaban ayer el que fue su último almuerzo en la base de la empresa.
El humo esta vez no era producto de la quema de cubiertas sino de una parrillada con pollos y chorizos que demostraba el buen ánimo de las familias en la base. "La tranquilidad que nos queda es que las operadoras hicieron la transferencia a la Secretaría y nos dieron los importes así que gracias a Dios ya estamos levantando el campamento", afirmó Javier Levicoy, en contacto con El Patagónico.

SE SUMAN 30
Ayer en horas de la tarde, los trabajadores aún esperaban el arribo de Marcial Paz, secretario de Trabajo de Chubut, quien aguardaba la llegada de la notificación que acreditaría el depósito del dinero en las arcas de la Secretaría. "Hemos llamado a las operadoras durante toda la jornada de hoy (por ayer) y me aseguraron que en una hora me iban a hacer llegar la información", le dijo a El Patagónico pasadas las 16.
Los trece ex trabajadores de SP, que entre setiembre y diciembre aceptaron un retiro voluntario a cambio de trece sueldos, volvieron a sus domicilios como ya lo habían podido hacer otras dos familias, luego de que el miércoles les depositaran el monto acordado.
Luis Goncalves también estaba ayer en la base. El ex trabajador que vive en Lago Puelo fue uno de los últimos en sumarse al piquete y forma parte de un grupo aproximado de 30 familias que deberán seguir peleando para que se cumpla lo acordado al no sumarse al reclamo que estas familias efectúan desde antes de Año Nuevo.
"Vamos a tener que continuar con las medidas. Hace 13 años que estaba trabajando en la empresa y el 6 de diciembre me llamaron para concretar un acuerdo para que me retire y llegamos a un acuerdo. Ahora estamos en esta situación de incertidumbre. Sabemos que Marcial Paz ha trabajado muchísimo por los compañeros y compartimos su alegría, pero también queremos cobrar", sostuvo.
Según explicó Luis, él vive en Lago Puelo y tuvo que esperar hasta los primeros días de enero cuando pudo conseguir algo de dinero para viajar a esta ciudad y sumarse al piquete, tal como hicieron otras personas que estaban en la misma situación una vez que inició el año.
Sobre estos casos, Paz dijo que también "tienen que cumplimentarse los pagos, o la gente tiene que empezar a proceder en consecuencia como hicieron estas quince personas, porque algunos capaz los cobraron y otros no. Pero cada uno tiene que cuidar sus propios intereses".
Así, los ex trabajadores que recibieron el Año Nuevo en el piquete -e incluso celebraron el cumpleaños de uno de los hijos de un operario- recién ayer pudieron volver a sus casas, tras tres semanas de reclamos e incertidumbre, en un panorama que podría marcar la antesala de lo que será este 2017 en el sector petrolero.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico