Despedidos en represas dicen que hay acuerdo y serán reincorporados

La UTE que se adjudicó la construcción de las represas hidroeléctricas en el río Santa Cruz habría dejado sin efecto los 300 telegramas de despido enviados.

Caleta Olivia (agencia)
La UTE que se adjudicó la construcción de las represas hidroeléctricas en el río Santa Cruz habría dejado sin efecto los telegramas de despido que enviara el jueves de la semana pasada a más de 300 obreros, luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenara paralizar las obras civiles hasta tanto se conozca un estudio de impacto ambiental sobre el ecosistema de los glaciares.
La información de esa retractación no es oficial, aunque fue dada a conocer al portal digital Ahora Calafate por un grupo de aproximadamente 60 obreros que tienen residencia fija en la localidad turística, cercana a uno de los obradores que estaban en plena construcción.
La novedad se conoció el lunes y se cree que la reincorporación de los cesanteados se habría logrado por la presión que comenzó a ejercer el gobierno provincial y el gremio que los nuclea, la UOCRA.
Pudo saberse además que los obreros de El Calafate se reunieron ese mismo día con la concejal Ana Ianni, a cargo interinamente de la intendencia, a quien la impusieron de la situación y posteriormente se dirigieron hasta la comisaría local para labrar una exposición, alertando a través de la misma de que en caso de no concretarse su reincorporación (dado que la empresa no lo confirmó oficialmente) continuarían realizando manifestaciones pacíficas.
Por otra parte, exigieron una mayor acción a los delegados que los representan en la conducción de la UOCRA, pero éstos aseguraron que dirigentes provinciales del gremio, junto a autoridades provinciales, ya había viajado a Buenos Aires para mantener reuniones con funcionarios nacionales y directivos de la UTE Represas Patagonia para concretar la reinserción laboral.
Esos encuentros estaban previstos para ayer, pero hasta avanzada la tarde el gobierno santacruceño tampoco había emitido un informe oficial, pese a que los obreros residentes en El Calafate se intercambiaron mensajes por redes sociales asegurando que "volvemos al trabajo".
Vale recordar que la medida cautelar de la Corte Suprema, que hizo lugar un recurso de amparo interpuesto por una fundación ambientalista conformada por abogados, no imponía restricciones a la continuidad de trabajos preliminares, como ser el armado de campamentos y trazado de caminos de acceso a obradores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico