Dos peregrinos de la Virgen de Luján unen el país y pasaron por Comodoro

Marcela Frumento y Carlos Figueroa iniciaron el 26 de abril en La Quiaca, Jujuy, una misión internacional ya que además de integrar la Argentina, recorrerán países sudamericanos. Con la imagen de la Virgen de Luján y una cruz de bronce llegaron el viernes a esta ciudad y ayer fueron recibidos por el obispo Joaquín Gimeno Lahoz.

Se trata de dos fieles salteños que se convirtieron en laicos consagrados, peregrinos de María y misioneros de Jesús Buen Pastor. En abril comenzaron la peregrinación en La Quiaca y el viernes pisaron suelo comodorense para continuar luego su misión por Caleta Olivia.
En diálogo con El Patagónico, Carlos Figueroa señaló que están al frente de esa muestra de fe "orando por la patria y visitando todas las comunidades de Luján". Así, recorren parroquias, capillas, ermitas, colegios e instituciones como Policía Federal, Gendarmería Nacional que tienen a la virgen como patrona.
La peregrinación finalizará el 9 de julio de 2016 en San Miguel de Tucumán, cuando el país celebre el Bicentenario de la Independencia de la Patria.
En su viaje "alentamos a los argentinos a orar por nuestra patria y agradecer el país que tenemos en estos 200 años".
La imagen de la virgen llegó tal cual arribó en 1630 de Pernambuco, Brasil, al puerto de Buenos Aires. La historia hace referencia a que "un portugués tenía su estancia en Sumampa que pide a otro paisano suyo que hace viajes en barco entre Brasil y Buenos Aires que le traiga una imagen de la inmaculada para entronizar en la capilla que quería construir en la estancia".
Ese hombre trasladaba dos imágenes, "a la inmaculada y a la madre de Dios con el niño en sus brazos. La primera no llega porque al tercer día de marcha en carreta desde el puerto de Buenos Aires por el camino real hacia Sumampa los bueyes no podían mover la carreta", explicó el peregrino.
Se cree que por designio de Dios y al bajar el cajón con la virgen a orillas del río Luján, recién "comienza a andar la carreta", por lo que se decidió entronizar la imagen en ese sitio.
En el día de su solemnidad, que se celebra el 8 de mayo, el prefacio dice: "en una pequeña imagen de tu pura y limpia concepción te quedaste milagrosamente a orillas del río Luján como un signo de tu maternal protección sobre el pueblo y la Argentina toda".
Con los años la virgen se convirtió en la patrona de la Republica Argentina. Pero, Figueroa aclaró que el milagro con la carreta tirada por bueyes no aconteció donde está la basílica de Luján, sino a 30 kilómetros en la estancia "Rosendo" que hoy se denomina Celaya Villa Rosa, partido de Pilar.
Después de su paso por Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia los peregrinos continuarán viaje a Rawson y Playa Unión, donde en el "Día de la Virgen" que se celebra el martes participarán de una misa. "Vamos a orar por la paz y la patria de los argentinos", resaltó Frumento.
La peregrinación continuará el año próximo por las provincias de Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Santa Fe. Desde la ciudad de Posadas cruzarán a Encarnación, Paraguay. Mientras desde Santo Tomé lo harán a Sao Borja, Brasil, y desde Concordia a Salto, Uruguay.
"Hace 16 años que estamos abocados a esta misión. Somos laicos consagrados (y dejaron sus actividades laborales). Nuestros sueños no dependen del dinero porque no son baratos, siempre los sueños de Dios se miden por riesgo y por fe", destacan. Así, con el acompañamiento y contribución de los fieles, estos peregrinos visitan pueblo por pueblo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico