En el Hospital Alvear hay 14 enfermeros con sarna

Fuentes oficiales señalaron que desde hace dos semanas se registra un brote de sarna que continúa creciendo. En total serían 14 los enfermeros afectados. Sin embargo, solo a uno se le dio boleta médica para evitar la propagación de la enfermedad que se puede contagiar por el contacto humano, o a través de la ropa.

El Hospital Alvear, donde se atienden principalmente los adultos mayores de Comodoro Rivadavia y presta servicios la obra social PAMI, se encuentra en una situación extrema y a pesar de que hace dos semanas desde el Gobierno provincial se anunció la reactivación de sus obras, requiere de respuestas urgentes que permitan sanear las deficiencias que registra.
Es que, según pudo confirmar El Patagónico, a las falencias de infraestructura, atención y seguridad, ahora se suman las de saneamiento, indispensables para el buen funcionamiento y seguridad sanitaria de los abuelos que allí se atienden o son internados.
Para ejemplificar esta situación, basta saber que desde hace dos semanas el nosocomio se ve afectado por un brote de sarna. La situación es compleja y hasta el momento, según denunció una fuente oficial del establecimiento, ya se registran 14 casos que afectan a enfermeros del establecimiento.
El origen del brote habría sido la atención de un abuelo que vivía en el geriátrico "San Juan", quien padecía la enfermedad y presentaba un cuadro de desnutrición. Incluso su atención permitió que se dé a conocer la precaria calidad de vida que tenían los adultos mayores en ese establecimiento privado, derivando en una posterior denuncia penal por parte del municipio y su clausura.

NEGLIGENCIA
La preocupación es que la escabiosis se propague. Por esta razón, según pudo confirmar este medio, varios de los afectados pidieron boleta médica que les permitiera estar alejados del centro asistencial. Sin embargo, la misma fue negada y solo un enfermero pudo acceder a ella.
De esta forma, los pacientes, principalmente quienes están internados, quedan expuestos al contagio de esta enfermedad que se puede propagar por el contacto humano o a través de las sábanas y la ropa, siendo indispensable el nulo contacto con quien padece este cuadro.
Ante este panorama, la delicada situación del Alvear preocupa, teniendo en cuenta que a esto se suman las deficiencias estructurales con dos quirófanos y una sala de internación clausurada y un solo quirófano habilitado, confirmó una fuente oficial, quien sostuvo: "estamos trabajando en condiciones de infraestructura que ni en Africa se ven".
Cabe recordar que hace dos semanas el Gobierno provincial se comprometió a reactivar las obras de ampliación y remodelaciones del nosocomio y terminar la primera etapa antes de fin de año, construyendo quirófanos nuevos y mejorando el ala de internación. El avance de las obras, según admitió el propio ministro de Salud, Leandro González, estaría condicionado por el propio flujo financiero de la provincia, por lo que podría extenderse hasta 2017.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico