Hallan en el estómago de Anahí Benítez altas dosis de Diazepam

La pericia ampliada también determinó que la adolescente murió "por compresión intrínseca de cuello, con una maniobra de asfixia en la tráquea" y que presentaba "un golpe reciente en la cara".

Anahí Benítez, la chica encontrada asesinada el 4 de agosto en una reserva natural del partido bonaerense de Lomas de Zamora, tenía en su estómago, según estudios forenses presentados ayer por la tarde, altas dosis de Diazepam, un ansiolítico que puede inhibir la actividad física y producir un letargo en la reacción, informaron fuentes judiciales.
El resultado se obtuvo luego de la presentación de la ampliación de dos peritajes realizados por forenses, en la que se aclararon distintos puntos.
Fue entonces que se estableció la presencia de Diazepam en altas dosis en el estómago de Anahí, aunque se aguardaba el estudio en su sangre para poder determinar la cantidad exacta que ingirió de esta droga.
El Diazepam es un ansiolítico derivado de la Benzodiazepina, que cumple funciones de miorrelajante y anticonvulsivante, pero que en altas dosis puede actuar como sedante, ya que produce una inhibición en la actividad física y un letargo en la reacción.
Fuentes médicas informaron a Télam que este psicofármaco se utiliza en casos de personas con alta presión; con problemas psiquiátricos; y para disminuir la excitación psicomotriz en pacientes alterados.
A su vez, las fuentes señalaron que puede alcanzarse el efecto de sedación con esta droga aún en dosis bajas, ya que depende del metabolismo del paciente y si tomaba algún tipo de medicación previamente.
En tanto, la pericia histopatológica dio como resultado la "congestión de flujo en planos musculares producto de una vulvitis", lo que es compatible con actividad sexual reciente, señalaron fuentes judiciales.
A raíz de este resultado, los peritos señalaron que el abuso sexual se podría haber perpetrado sin mediar violencia física por el estado de sedación al que habría sido sometida Anahí.
Además, la pericia ampliada determinó que Anahí Benítez murió "por compresión intrínseca de cuello, con una maniobra de asfixia en la tráquea" y que presentaba "un golpe reciente en la cara".
El 29 de julio último, Anahí (16) salió de su casa de la localidad bonaerense de Parque Barón, en Lomas de Zamora, a caminar unas cuadras y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y contusas en el rostro y la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.
En la causa hay dos detenidos, Marcos Esteban Bazán (34) y Marcelo Villalba (40).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico