Jubilados de Caleta repudiaron recorte en coberturas en PAMI

Acompañados por el referente de la rama de trabajadores jubilados de ATE, Jorge Garzón, alrededor de un centenar de adultos mayores protagonizaron en la fría media mañana de ayer una manifestación de repudio frente a la delegación local del PAMI. Es por la política de recortes en coberturas médico asistenciales que viene aplicando la obra social.

Caleta Olivia (agencia)

Crudos y desgarradores testimonios fueron los que dieron integrantes de la tercera edad acerca de sus padecimientos por restricciones en derivaciones y otorgamiento de prótesis, eliminación del beneficio de entrega gratuita de costosos remedios y escasa disponibilidad de médicos especialistas, por citar algunos casos.
No es que durante la gestión nacional anterior esta obra social funcionara de una manera óptima, pero las diferencias con quienes hoy responden al gobierno de Mauricio Macri son siderales, a tal punto que atentan contra la dignidad de los jubilados que, por su edad, son susceptibles a diversas patologías.
Pruebas al canto: quienes padecen diabetes deben pagar 3.500 pesos por cada dosis que se aplican semanalmente, en tanto que los pacientes oncológicos deben comprar ampollas inyectables a un costo de aproximadamente 7.500 pesos cada una.
A esto se suma otro martirio, como el caso de las derivaciones que ya prácticamente no resuelven los jefes de delegaciones, sino que son "evaluadas" por ignotos funcionarios sentados en cómodos escritorios, a casi 2.000 kilómetros de distancia y que además "observan" que los afiliados no sean propietarios de automóviles pasibles de ser "suntuosos".
Este panorama explica entonces por qué el grupo de adultos mayores realizó una protesta frente a la delegación de la ciudad del Gorosito que, como hecho paradójico, está ubicada en la avenida Eva Perón.
Varios de ellos llegaron con bastones y otros portaban pancartas en las cuales se expresaban frases tales como "PAMI–Macri: queremos un vejez digna. Medicamentos" y "No queremos malos tratos".

"SOMOS LA VARIABLE DE AJUSTE DEL GOBIERNO"
El referente de los jubilados de ATE, Jorge Garzón, dijo que a fines de 2016 el PAMI ya había recaudado 92 mil millones de pesos "y ahora el presidente Macri les dice a los ministros que tienen que hacer reducción de gastos, pero resulta que nosotros, los jubilados y pensionados y también los trabajadores activos, somos la variable de ajuste del gobierno".
También señaló que la protesta no era contra los empleados de PAMI, ya que "hacen lo humanamente posible para atendernos", pero también sobre ellos pesa la incertidumbre porque ya es vox populi que la obra social evalúa dejar cesantes a cerca de cuatro mil en todo el país.
Por otro lado, aludió a los problemas que se presentan por las sugestivas demoras en la entrega de medicamentos oncológicos, algo que humanitariamente no debería suceder ya que obliga a los pasivos a pagarlos de su propio bolsillo y son sumamente caros, teniendo en cuenta además que desde enero de este año los medicamentos tuvieron un aumento del 88 por ciento.
Garzón advirtió incluso que si a la brevedad el PAMI no llega a un arreglo con las cinco droguerías que proveen insumos, seguramente los jubilados y pensionados tendrán que pagar todos los medicamentos a un 100 %.
Finalmente, indicó que lo que está sucediendo es inadmisible porque los pasivos aportan, según sus diferentes ingresos salariales, entre 1.000 y 3.000 pesos mensuales a su obra social, por lo cual queda claro que "nosotros no le debemos nada, ya que aportamos 30 años o más y por ello exigimos que se respete la Constitución Nacional que establece el derecho a la salud".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico