Mezclar cal con cemento no siempre garantiza firmeza

Actos de campaña escuetos, con asesores y operadores a dos puntas. El fin del discurso único y un ente de difusas misiones con integrantes que prefieren no hacer olas.

Por la puerta grande

La lista de empresas y personas que facturaron horas máquina en el marco de las inundaciones locales sigue deparando sorpresas. Esa nómina contiene 111 facturas y algunas corresponden a empresas que habitualmente integran licitaciones municipales y provinciales, como el caso de Transredes, Torres Construcciones, Nitens, Golfo San Jorge y Rigel.
Sin embargo, hay una firma que hizo su debut en las prestaciones locales con la factura más "fuerte" de la lista: Astoil. El nombre, como se dijo, nunca sonó en licitaciones o concursos de precios municipales, a pesar de que por el monto facturado a la comuna sin dudas tiene capacidad de obra.
Para los que no conocen el paño empresario local, basta cruzar el CUIT de la factura con AFIP para conocer que Astoil tiene como actividad principal el servicio de apoyo para la extracción de petróleo y gas, la construcción de obras de ingeniería y la cría de ganado como actividad secundaria.
Como se mencionó, la empresa - que no pertenece a la cámara de constructores locales aunque ha obtenido algunas contrataciones directas- debutó como prestadora municipal con la factura más alta de la nómina: $ 4.268.000, prácticamente el 10% del ATN de 50 millones de pesos que la comuna rinde en estos momentos.

Un vuelto

La última sesión del Concejo Deliberante puso foco en el Ente de Control de los Servicios Públicos, que ya promedia su mandato con más omisiones que aciertos. De hecho, los ediles plantearon un pedido de informes para que el organismo responda cuáles han sido las sanciones y multas que han aplicado a las diversas prestadoras.
Hay que decir que a esta altura esa estructura no ha cumplido con ninguno de sus objetivos, que abarcan la revisión de todos los contratos, incluyendo el de la década del 80 con la SCPL sobre el que nunca se pudo dilucidar a quien corresponde el tendido y recambio de redes. El trío a cargo tampoco generó el manual de usuario, y mucho menos avanzó con la creación de la tasa con la que se gravaría la facturación de cada prestadora para que el organismo de control sea autosustentable y no requiera aporte presupuestario municipal.
Luis Ferrero, Fernando Barría y Luis Velázquez solo se han ocupado en este año y medio de funciones de avalar cada una de las subas de tarifa que se planteó desde los servicios públicos, y no han podido generar ningún cuadro de costos propios para cotejar cada pedido. Aun así, cada uno de ellos percibe una remuneración que roza los $90.000 mensuales, amén de que cada 30 días les llega un cheque por $436.000 para los gastos de una estructura que todavía no han podido sustentar con trabajo concreto.

Un médico a mi derecha

Sin dudas Luis Juncos, titular de uno de los escasos bastiones radicales de la provincia, pasó sus tiernos años de juventud absorto en los discursos de campaña de Raúl Ricardo Alfonsín, aquellos que terminaban siempre con el preámbulo de la Constitución e invariablemente incluían el pedido de un médico para algún punto inexacto del público. A falta de dotes de orador, parece que Juncos toma lo que puede de aquel modelo ucerreista, y aunque en los 7 aniversarios que lleva como intendente no se animó a ensayar el pedido de un galeno, acumula el promedio perfecto de un desmayado por acto.
La caída siempre se da entre los abanderados, y no son pocos los que recuerdan a aquel jubilado que perdió lentes y parte de la nariz en el vahído, a pesar de lo cual la municipalidad no encuentra variantes aún para evitar este hit anual, que como era de esperar tuvo su remake este 24 de julio. De hecho, muchos abonan la teoría de que no fue en vano que los referentes de Provincia elegidos para participar del acto hayan sido los médicos del gabinete: el ministro de salud, Ignacio Hernández, y la titular del Area Programática, Mariana Fernández.

Flojita de papeles

Parece que la Secretaría municipal de Seguridad tiene algunos puntos administrativos fuera de norma. Cuentan en los pasillos de la calle Moreno que en estos días Héctor Quisle no solo no solo se ocupó de desplazar a Alejandro Salinas, ahora ex titular de Defensa Civil, sino que enroló a un ex policía como jefe operativo. Dicen además que este flamante jefe se toma algunas atribuciones que no le corresponden, generando cortocircuitos varios entre el personal, que paulatinamente va pidiendo el pase a otras áreas.
El caso es que, según cuestionan, estas últimas designaciones generan varios ruidos administrativos porque no tienen el pase por resolución. Este jefe operativo se desempeña de hecho en la Secretaría, pero aparecería nombrado en otra área y con otras funciones. Las desprolijidades en la secretaría de Quise serían el motivo central por el que se pautó una reunión para esta semana con la Asociación de Personal Jerárquico (APJ) y el secretario de Gobierno, Máximo Nauman.

De los dos lados del mostrador

El Ejecutivo municipal está decidido a poner toda la carne al asador para la campaña de Ricardo Fueyo para definir candidatura legislativa, y esto no solo incluye la contratación de una consultora porteña para las gráficas, sino que sumaron ahora al equipo a un empresario de medios sospechado hace algunos años de extorsión, y devenido operador político. El caso es que el hombre de preguntas mucho más largas que las respuestas de sus ocasionales entrevistados, no solo tiene a su staff radial trabajando en las gacetillas del ex titular de Chubut Deportes, sino que además mantiene aceitados contactos con el macrista Gustavo Menna.

A dos puntas

A propósito de operadores, uno que trinaba el viernes con los suyos era el referente petrolero Jorge Avila. Es que el viernes fue el turno de Leandro Moyano de encabezar acto en el Consejo de Localidad, pero la convocatoria fue más bien escasa.
La frustración del petrolero registró que no solo no había referentes políticos, sino tampoco afiliados del gremio, sin lograr hacer un poco de ruido en este último tramo de la campaña. Claro que la situación es entendible: compartir su "asesor" mejor pago con el municipio estaría dando saldo negativo, ya que el hombre está definitivamente volcado a una campaña que no es la de los petroleros.

Bipolar

Esto de mezclar gremios y política dejó en posición bastante expuesta al intendente Carlos Linares. Como se sabe, desde el minuto 0 UOCRA es la niña bonita del jefe comunal y de hecho son varias las mañanas en las que toma en la sede gremial el primer mate del día antes de llegar a la municipalidad.
Como era de esperarse, el acto masivo que la central obrera tuvo la semana que pasó en el Socios Fundadores con Gerardo Martínez a la cabeza, fue utilizado como marco de campaña para subir a su precandidato a la diputación al escenario y conseguir la foto más numerosa de esta instancia. El tema es que se ve que no charló antes con los anfitriones, porque Martínez salió en vivo por una emisora local, ante cuyos micrófonos sostuvo que "Cristina ya fue" y que era el tiempo de Sergio Massa o Florencio Randazzo.
Como si fuera poco, y con Gustavo Fita parado en el mismo escenario, Raúl "Conejo" Silva anticipó que irá por la CGT Saúl Ubaldini, y que movilizará a los gremios duros para lograr una central obrera más poderosa y confrontativa. "El que avisa no traiciona" dijo, confirmando que Fita ya conoce sus planes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico