Oficial de policía en grave estado tras sufrir quemaduras en presunto accidente doméstico

Se trata del oficial Simón Esteban Saiegg, quien sufrió quemaduras en cuerpo y rostro. Se presume en primera instancia que se habría tratado de un accidente doméstico que tuvo lugar en un domicilio de Km 8, donde se encontraba junto a un grupo de personas. Intervino el Ministerio Público Fiscal y según confirmaron fuentes oficiales, el cuadro del agente es grave por lo que sería trasladado a Buenos Aires.

El oficial subinspector Simón Esteban Saiegg tiene 31 años y fue uno de los oficiales que participó de la investigación que terminó con el desbaratamiento de una banda que comercializaba drogas en Comodoro Rivadavia y Esquel, en un caso que se conoció por los tubos de "alitas de mosca" incautados.
Ahora Saiegg pelea por su vida, luego de que en la madrugada de ayer sufriera graves quemaduras en un presunto accidente doméstico que es investigado por personal policial y el Ministerio Público Fiscal que tomó intervención en el caso.
Según pudo confirmar El Patagónico, el suceso que terminó en este lamentable hecho tuvo lugar alrededor de las 2:30 en una vivienda ubicada en calle Código 2411 al 1.200 de Kilómetro 8.
Allí el oficial, quien forma parte de la División de Operaciones dependiente de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia y que antes había prestado servicios en Drogas, se encontraba junto a un grupo de personas cuando por causas que se tratan de establecer se habría prendido fuego, por lo que tuvo que ser auxiliado en forma urgente tras un pedido de ayuda de quienes lo acompañaban.
Hasta el lugar acudió entonces el móvil 38 del Destacamento 2 de Bomberos Voluntarios, personal policial de Kilómetro 8 y una ambulancia del sistema sanitario que rápidamente trasladó al oficial hasta el Hospital Regional, donde hasta ayer a la tarde se encontraba internado en Terapia Intensiva con graves quemaduras en rostro y cuerpo.
Su cuadro era crítico, según confirmaron fuentes oficiales a este medio, y al cierre de esta edición se aguardaba la autorización para derivarlo al Hospital Policial Churruca de Buenos Aires.
En el hecho ya interviene el Ministerio Público Fiscal, a través del jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi, quien ordenó diferentes pericias tendientes a establecer con precisión si se trató de un accidente o no.

EL SEGUNDO POLICIA QUEMADO EN UN MES

En las filas policiales ayer se hacía sentir la preocupación por este incidente y pese a que optaron por mantener la cautela y no ahondar en precisiones confirmaron el hecho, lamentando la suerte de este oficial que vive en Comodoro Rivadavia hace varios años tras haber llegado desde el Valle, donde en 2005 inició sus estudios para ser policía.
Cabe recordar que este es el segundo policía que sufre quemaduras graves en el último mes. El 25 de enero el agente Alberto Rubén Silva (29), que presta servicios en la comisaría de Kilómetro 8, sufrió un accidente que motivó su traslado a Buenos Aires luego de que estuviera internado en el Hospital Regional en coma farmacológico.
Ese día el agente, oriundo de la localidad de Camarones, junto a un compañero limpiaban con un líquido inflamable una antigua fosa ubicada detrás de la dependencia cuando se produjo una fuerte explosión en momentos en que el efectivo miraba hacia la fosa.
Se presume que Silva pudo haber arrojado una colilla de cigarrillo que originó la explosión, ocasionándole graves quemaduras en el rostro que aún lo mantienen internado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico