Otra vez se agudizó el problema de agua en Caleta por doble rotura del acueducto

La ciudad del Gorosito padece desde el domingo otra aguda problemática de abastecimiento de agua por una doble avería del viejo acueducto. No alcanza el caudal que proviene de acuíferos de mesetas y además Servicios Públicos restringió el horario de suministro a las cisternas particulares. Muchos camioneros debieron pernoctar en el cargadero ubicado en el Estadio Municipal, en tanto que se reactivó el malestar de los vecinos. Las clases continuarán suspendidas hasta hoy.

Caleta Olivia (agencia)
Las roturas que se registraron el domingo en dos tramos del antiguo acueducto que abastece de agua a esta ciudad desde el lago Muster provocaron un nuevo desabastecimiento del vital elemento.
Según se informó desde Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), una de las roturas se produjo en cercanías a la subcomisaría Ramón Santos y la restante en el paraje La Esperanza, en inmediaciones de Comodoro Rivadavia.
En tanto, desde la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) se hizo saber que personal del servicio de saneamiento se encontraba trabajando ayer con maquinarias y equipos para reparar las roturas del caño de hormigón de 450 mm de diámetro y se esperaba que en la noche de ayer culminaran con esas tareas.
No obstante, las clases continuarán suspendidas hasta hoy ya que una vez que se solucione el inconveniente se debe esperar el llenado de la tubería y que se complete el nivel de las cisternas, tarea que demanda alrededor de 12 horas.
No fueron pocos los vecinos que manifestaron su malestar ante la agudización del problema de agua, el que se vio potenciado por el escaso caudal de una manguera que fue dispuesta en un sector del Estadio Municipal para la carga de pequeños y medianos bidones.
Por su parte, los choferes y propietarios de los camiones aguateros debían realizar largas filas para poder abastecerse del vital elemento y cumplir con los pedidos de los vecinos.
Algunos de ellos señalaron a El Patagónico que la boca de expendio es habilitada a las 8 y cerrada a las 12:30, lo que permite que solo puedan abastecerse cinco o seis camiones, aunque eran más de quince los que aguardaban su turno.
Ello debido al bajo caudal que se habilitó, lo que hace que cada camión demore alrededor de 40 minutos en completar su tanque de 9.000 litros.
"No se puede trabajar así", criticó uno de los choferes. "Los que no alcancen a cargar agua hoy (por ayer), deberán pasar la noche acá para no perder su lugar", agregó. En ese sentido, también dijo que "supuestamente lo que hacen es acortarnos el tiempo de abastecimiento a nosotros para poder distribuir desde Cañadón Quinta por red a otros barrios, pero lo que realmente sucede es que cada vez tenemos más pedidos de vecinos, lo que nos da la pauta de que tampoco están abasteciendo a la ciudad".

ROBOS A LOS CAMIONEROS
Otro de los camioneros dio cuenta de que incluso fueron víctimas de hechos delictivos, ya que días atrás dejaban solo los camiones en el cargadero. "Pero cuando al otro día volvimos, descubrimos que nos habían robado bombas, mangueras y conexiones", lamentó.
Finalmente indicaron que "solo podemos abastecer diez casas por día y estamos cobrando 200 pesos los mil litros. Esa plata no nos alcanza para nada, teniendo en cuenta que tenemos que dormir y comer acá. Además, trabajamos más para los parientes que para el bolsillo".
A todo esto, cabe señalar que la semana pasada SPSE había informado a la comunidad que debido al bajo ingreso de agua el normal suministro se veía afectado desde hacía varios días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico