Polémica por la "revisión" del contrato para la construcción de las represas

El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio de Vido, salió al cruce del reciente anuncio formulado por el titular de la cartera nacional de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien dijo que está en "revisión" el contrato firmado para la construcción de las represas "Presidente Néstor Kirchner" y "Gobernador Jorge Cepernic", sobre el río Santa Cruz.

Caleta Olivia (agencia)

El ministro nacional de Energía y Minería, el ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, precisó que el gobierno nacional ya ha convocado a directivos de las empresas contratistas para asegurarse que todo se haga "en el marco de las normas vigentes".
Pero el actual diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV), Julio de Vido, hizo otra lectura de lo resuelto por Aranguren y sostuvo que la gestión de Mauricio Macri "busca paralizar proyectos estratégico en Santa Cruz", como el caso de las represas hidroeléctricas y la Central Térmica de Río Turbio.
En tal sentido, consideró que "esto es parte de una campaña que comenzó hace dos meses, haciendo trascender conversaciones presidenciales con la viuda de (Douglas) Tompkins", en clara alusión al polémico empresario ecologista norteamericano que comprara grandes extensiones de tierras en el sur de Argentina y Chile y falleciera a principios de diciembre de 2015 cuando practicaba kayakismo en un espejo lacustre.
"Es curioso el criterio para revisar obras que tiene el gobierno nacional, que parece limitarse a una sola provincia y siempre según quién sea el contratista" ironizó De Vido.
Vale recordar que las represas fueron presupuestadas en 43,4 mil millones de pesos y los trabajos iniciales quedaron paralizados hace dos meses. Además, de los 1.800 trabajadores que se deberían haber contratado para la primera etapa la UTE conformada por Electroingeniería, Gezhouba Group Corporation e Hidrocuyo, sólo pudo incorporar la mitad

"QUIERE PARAR TODO"
Otra de las críticas provino del ex vicepresidente de la UCR Capital Federal, Marcelo Montero, quien sostuvo que Aranguren "no cumple con su rol de ministro" porque "hay obras que ya están en marcha con financiamientos del exterior, pero él quiere parar todo".
Dijo que "esto impactará negativamente en la calidad de vida de los argentinos que tendrán más cortes de luz y también en las industrias, las que ya están advirtiendo daños en su funcionamiento por la pésima política energética".
Antes que ambos políticos se pronunciaran, la Federación Económica de Santa Cruz que preside Guillermo Polke ya había hecho pública su preocupación ante la deuda con proveedores locales, rescisión de servicios y despidos que se venían registrando en las incipientes obras de las represas.
"Si eso sigue así, pasaremos de supuesto desarrollo a la persecución", dijo el dirigente de la FESC, dando a entender claramente cuál es el objetivo de la gestión macrista para con esta provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico