Sindicato petrolero reconoce la posibilidad de que haya despidos

Es porque piden un acuerdo de precios para el petróleo y el gas. "Algunas empresas se quedaron con gran sobrante de gente que ya no lo pueden sostener".

Sin resultados concretos, la Mesa de Energía sólo fijó encuentros más frecuentes entre el gobierno provincial, el Ministerio de Energía de la Nación, las operadoras y los sindicatos. La reunión fue ayer en el noveno piso del Ministerio de Economía, en Buenos Aires, donde se encontraron el gobernador Mario Das Neves y el ministro Juan José Aranguren.
En la oportunidad Das Neves volvió poner énfasis en sostener la actividad laboral y en que no se vean perjudicados los trabajadores. Por eso valoró la consolidación de esta mesa como un ámbito de trabajo para debatir en torno a precios, producción e inversiones, fundamentalmente para sostener los puestos laborales.
"Se acordó consolidarla (a la Mesa de Energía) como una mesa de trabajo de todos los jueves a la tarde para llegar con una posición única a fin de mes", detalló el mandatario. Al gobernador lo acompañaron los ministros Sergio Bohe de Hidrocarburos y Alberto Gilardino de Coordinación, además del senador nacional Alfredo Luenzo.
También estuvieron representantes de las operadoras y los sindicatos. Incluso se lo vio a Esteban Núñez en representación de la Cámara de Empresas de Servicios Petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge, una organización que está en silencio hace años y pese a que la crisis toca a sus socias muy de cerca.

POR EL GAS
Mientras tanto, el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, Jorge Ávila, salió a reclamar un precio para el gas más allá del petróleo. "Si no se cierra un buen acuerdo con el precio del gas, la situación se volverá insostenible", indicó el dirigente petrolero en Radio del Mar.
Uno de los temas principales de la Mesa de Energía fue el precio del petróleo, que afectará las regalías del gobierno provincial. Alternativas para menguar esa caída de ingresos y evitar que las operadoras ajusten sus inversiones para acomodarse al piso de 47 dólares el barril de Escalante fueron discutidos ayer.
"No estamos muy lejos de ponernos de acuerdo. Sí está lejos lo que el gobierno nacional pretende hacer de diferenciar el precio de Chubut con el de Neuquén, pero todo esto se arregla en una mesa de discusión. Necesitamos fijar un precio para que después las operadoras nos den un cuadro de inversión", remarcó.
"La idea es ir definiendo algo conjunto para encuadrar para el jueves, en relación al precio del gas, lo que significaría sacar más equipos y prever una inversión extra que aún no llega a la Cuenca donde sólo se habla del precio del barril de crudo y no del gas", explicó el secretario general de Petroleros Privados de Chubut, Jorge Ávila.

BLANQUEAR LA SITUACION
En una poca alentadora declaración, "Loma" Ávila dijo que sin un acuerdo de precios el sindicato podría hacer poco en un contexto de despidos masivos. "En Comodoro habría de 200 a 500 despidos, pero si se acuerda el precio del gas tenemos otros pulmones para negociar hoy a precio internacional".
"Se ha hecho bastante, por eso es sostenible la industria", señaló. "Mucho no podemos hacer. Hemos hecho acuerdo, mantuvimos la estabilidad, pero algunas empresas se quedaron con gran sobrante de gente que ya no lo pueden sostener; entonces en algún momento hay que blanquear la situación", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico