Un policía que está acusado de sustraer dinero sigue trabajando en una comisaría de Epuyén

En setiembre de 2015, Héctor Fabián Hernández fue detenido luego de haber quedado registrado en las cámaras de seguridad en la empresa de Comodoro Rivadavia en la que cumplía servicio adicional cuando sacaba unos 20 mil pesos de un cajón y los colocaba en un sobre que guardó en su ropa. El 31 de marzo la Fiscalía presentó la acusación y espera el juicio. Sus pares de la cordillera no entienden cómo es que puede estar trabajando en la comisaría de Epuyén y hasta manejar los ingresos administrativos de esa dependencia.

Policías de la cordillera se contactaron con El Patagónico para plantear que no entienden cómo es que el cabo primero Héctor Fabián Hernández continúa trabajando y manejando los ingresos administrativos de la comisaría de Epuyén, pese a estar acusado de sustraer 20 mil pesos en una empresa de Comodoro Rivadavia en la que hacía custodia adicional. No se descarta que le hagan llegar su inquietud al jefe de Policía de Chubut, Juan Luis Ale.
El policía quedó registrado en setiembre del año pasado en las cámaras de seguridad de la empresa "Romero Autos". En las imágenes se lo observa sacar 20 mil pesos de un cajón y colocarlos en un sobre que después guardó en sus ropas. Fue acusado formalmente por el Ministerio Público Fiscal y la causa espera su elevación a juicio luego de haber transitado ya su etapa de investigación preliminar.
La actitud de Hernández avergonzó a los integrantes de la fuerza policial a fines del año pasado y llevó al entonces jefe de la Policía de Chubut, Rubén Cifuentes, a pasarlo a disponibilidad luego de que sus propios pares de la Brigada de Investigaciones le hallaran 17 mil pesos en la habitación que le habían prestado en la Seccional Tercera para que se alojara.
Es que Hernández, oriundo de la cordillera, se encontraba de vacaciones en el momento del hurto y había llegado a Comodoro para que le pudiesen asignar algunos servicios adicionales para hacer dinero extra.
Ayer se conoció que desde febrero Hernández presta servicios en la comisaría de Epuyén luego de haber sido puesto en disponibilidad el año pasado bajo la jefatura de Cifuentes.
Hernández es de Trelew, pero reside en Cholila y prestaba servicios en la subcomisaría de Leleque cuando fue procesado. Es un hombre mayor, pero tiene recién el grado de cabo primero. Una fuente consultada comentó que, antes de la denuncia había sido reincorporado por segunda vez a la fuerza policial con el grado de agente y que esa situación explica su retraso en el escalafón. Es que anteriormente ya había sido echado de la policía por haberse visto involucrado en un incidente donde un niño resultó herido de bala en la boca, indicaron las mismas fuentes.
Lo que sus compañeros no entienden es cómo es que la nueva jefatura de Policía del Chubut lo volvió a poner en funciones y que se encuentre administrando los pagos por servicios de la comisaría de Epuyén y atendiendo la guardia de dicha dependencia.
Mientras tanto, el sumario interno sigue en etapa de investigación y al ser consultados algunos jefes policiales por el tema se mostraron sorprendidos ya que desconocían la situación en la que se encontraba el policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico