A la joven acuchillada en Río Mayo le extrajeron el útero y ya no podrá concebir

Johana Teran fue apuñalada por la espalda en la mañana del domingo cuando dormía en su vivienda, y debido a las graves lesiones sufridas perdió al bebé de 25 semanas que gestaba. La policía sospecha de su pareja, quien fue demorado, le extrajeron muestras de sangre y le practicaron un hisopado en sus manos.

La localidad de Río Mayo continúa conmocionada por el grave ataque que sufrió Johana Teran, de 27 años, a quien apuñalaron por la espalda cuando dormía en su casa. Estaba embarazada de unas 25 semanas y los médicos debieron practicarle una cesárea de urgencia debido a las graves heridas recibidas. El feto nació sin vida.

Las fuentes judiciales de Sarmiento que intervinieron en el grave caso informaron que la víctima fue lesionada en el lado izquierdo de su espalda. Como consecuencia de esa herida fue sometida a una segunda operación en la que a los cirujanos le extrajeron el bazo y el útero. Por lo tanto, la mujer perdió su capacidad de procrear.

Al cierre de esta edición, Terán permanecía internada en una sala de terapia intensiva y su estado de salud era “muy delicado y con pronóstico reservado”, precisaron desde el área de prensa del Ministerio Público Fiscal de Sarmiento.

El ataque ocurrió el domingo entre las 7:50 y 8:10 cuando la mujer estaba acostada en su cama, en una de las habitaciones de su casa ubicada sobre la calle Rafael De la Fuente. La víctima sufrió lesiones graves y fue trasladada de urgencia al Hospital Regional de esta ciudad.

La fiscal Andrea Vázquez conformó un equipo de investigación integrado por la funcionaria Rita Barrionuevo, profesionales del área de Criminalística y policías de la Brigada de Investigaciones con el fin de coordinar las tareas que permitan obtener pruebas e identificar al autor.

En ese sentido, los peritos ayer regresaron a Río Mayo para continuar con el levantamiento de rastros de pisadas, huellas dactilares y registros fotográficos. También iniciaron las pericias sobre los teléfonos celulares secuestrados de la víctima y del sospechoso. El equipo investigador busca establecer cuáles fueron los últimos movimientos y mensajes entre la víctima y otras personas.

Los investigadores cumplieron ayer con una orden de allanamiento en el domicilio de la pareja de Johana como primer sospechoso, quien reside a pocos metros de su casa. También se le efectuó una extracción sanguínea y un hisopado de manos.

“MAMA, SACAME EL CUCHILLO”

Eran las 8 del domingo cuando la madre de Johana se despertó repentinamente al escuchar los gritos de su hija. Esta le suplicaba: “mama sácame el cuchillo...”. Al entrar a la habitación de la joven, observó que su hija tenía un cuchillo clavado en la espalda. La mujer le quitó el elemento cortante del cuerpo y pidió asistencia médica.

En las primeras averiguaciones se constató que la persona que ingresó a la vivienda habría robado 500 pesos. Los efectivos de Río Mayo también encontraron una radio y un pen drive cerca de la ventana por donde se sospecha escapó el agresor, quien conocería las disposiciones de la casa.

Por ello, los datos preliminares permitieron identificar a un joven que mantendría una relación sentimental con Johana, quien además fue visto durante la madrugada en inmediaciones de la casa de la víctima.

Los investigadores supieron que el joven acusado de las agresiones se presentó ayer en el Hospital Regional, donde se habría identificado como la pareja de la víctima y consultó por su estado de salud. Esta situación determinó que los fiscales solicitaran una prohibición de contacto hacia la víctima.

Al regresar a Río Mayo, el joven fue trasladado a la comisaría donde luego de practicar las diligencias requeridas se le permitió regresar a su hogar. Vázquez indico que “en esta causa iremos tomando definiciones a partir de los resultados de las medidas científicas sobre los teléfonos celulares y otros elementos que nos permitan avanzar en la obtención de pruebas”.

También la fiscal jefe destacó que “es importante el aporte que puedan realizar los vecinos, testigos, allegados, cuya información debe ser trabajada por el equipo de investigación para determinar los próximos pasos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico