Absolvieron a la médica acusada por la muerte de una joven tras un aborto

La ginecóloga Estrella Perramón fue absuelta por la muerte de una joven de 17 años, tras el suministro de misoprostol en el marco de una interrupción legal de embarazo.

Sin embargo, fue señalada como responsable por lesiones culposas que dieron lugar a la infección mortal que sufrió la joven. Por esa causa se advirtió que no podrá ejercer por un año.
El juez de Esquel José Colabelli resolvió que la ginecóloga, imputada como responsable de la muerte de una joven de El Maitén -quien había solicitado el procedimiento de interrupción legal del embarazo-, fuera absuelta por el delito de aborto al considerar: "realmente no se puedo determinar si la joven contaba con una gestación en curso".
No obstante, el magistrado consideró que la médica es responsable de "lesiones culposas". Argumentó que la víctima sufrió una infección como producto de una "intervención incompleta" que junto al deterioro de la salud que tenía la joven, ocasionó su muerte.
En consecuencia, Colabelli definió un mes de prisión en suspenso y un año de inhabilitación de tareas médicas para Perramón. En tanto, la defensa de la médica, Edgardo Manosalva, confirmó que se va a apelar la sentencia.
Mientras, el colectivo de organizaciones feministas que acompañó la lectura de la resolución se expresó a través de Radio Alas en contra del fallo al entender que “brinda otra muestra del panorama de políticas que se van a aplicar en contra de los derechos colectivos que se conquistaron como el derecho a la interrupción legal del embarazo. Al no nombrarse en el alegato final no se considera esa herramienta", aseguraron.
Hay que recordar que la víctima tenía 17 años y llevaba siete semanas de embarazo cuando solicitó una interrupción legal. El pedido fue respondido por una trabajadora social y Perramón quien le suministró misoprostol.
La joven no reaccionó de la manera esperada, presentaba fuertes dolores y hemorragia que la médica consideró "una menstruación fuerte".
Con un cuadro agravado, la víctima fue trasladada al Hospital de Esquel donde se informó a los padres que habría sufrido un aborto.
En las investigaciones preliminares del caso, el Ministerio Publico Fiscal de Esquel determinó que la muerte de la joven se produjo como consecuencia del proceso incompleto del aborto, al no haber retirado (previa determinación o exploración), los restos del embarazo dentro del útero, que generaron un cuadro de shock séptico refractario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico