Acusan a un panadero que trabajaba en un Centro de Discapacidad por tres abusos

La Justicia Penal y la Justicia de Familia, investiga un presunto caso de abuso sexual en el Centro de Amigos y Padres de las Personas con Discapacidad Intelectual de Trelew. El denunciado sería el panadero de la institución y además pastor de la comunidad. Hasta el momento tres denuncias señalan al sujeto.

El Centro de Amigos y Padres de las Personas con Discapacidad Intelectual de Trelew se encuentra en el ojo de la tormenta debido a que ya suman tres las denuncias por abusos sexuales contra personas discapacitadas que allí son asistidas.

En la tarde de ayer, hubo una reunión con padres y tutores de personas discapacitadas. Se les informó sobre las medidas adoptadas debido a las denuncias contra un expanadero de la institución, que además es pastor de una iglesia, por abusos sexuales, amenazas y malos tratos.

La institución procuró mantener bajo reserva los casos y se negaron a hablar con la prensa. Argumentaron que no tenían autorización. Sin embargo, todo indicaría que CAPDIM actuó debidamente de acuerdo al protocolo. El sujeto sindicado fue apartado del cargo y ya rige una prohibición de acercamiento al establecimiento.

Marcelo es hermano de una joven de 23 años que confirmó haber sido abusada. Entre lágrimas contó a la prensa que “una de las celadoras que trabaja acá fue quien encontró en el baño a este hombre con mi hermana y ella estaba con los pantalones bajos; son chicos discapacitados que no se pueden defender”, se quebró.

“El tipo está suelto, tenía antecedentes por lo que nos dicen. La denuncia la toman 72 horas después”. Respecto del tenor de la reunión señaló que “nos explicaron cómo hablar con los chicos, cómo hacer. Hay chicos que les cuesta expresarse, dicen que este tipo es malo, miran la foto de él y dicen que es malo”, reveló el joven en el testimonio que detalla Jornada.

En la reunión hubo unas 30 personas. “No entiendo por qué la institución no da explicaciones públicas”, opinó.

La subcomisario Laura Mirantes, titular de la Comisaría de la Mujer, explicó que “vinimos a asesorar a los papás que se encontraban en CAPDIM, algunos se están enterando ahora de lo que pasó. Hay muchos interrogantes. Ya intervenimos en algunos casos y está trabajando la Justicia tanto en el fuero Penal como en el fuero de Familia. Ya libraron las primeras medidas. Estamos haciendo el seguimiento, el acercamiento a los padres y asesoramiento”. La fiscal de turno, María Tolomei, ordenó inspecciones oculares y ayuda a las víctimas entre otras medidas. La Justicia de familia ordenó medidas cautelares.

“Hablamos con los padres en general, había mucho desconocimiento. Ellos mismos (CAPDIM), se acercaron de inmediato a hacer la denuncia. Cuando se los derivó a la Comisaría de la Mujer trabajamos con ellos todo el día”.

“Este señor venía trabajando acá hace al menos 5 años. No sabemos el plazo en el que pudo ocurrir todo esto”, señaló con cautela la jefa de la Comisaría de la Mujer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico