Ahora el Gobierno dice que hay que "ayudar" a Lleral a llegar a la verdad en el caso Maldonado

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, señaló que hay que "ayudar" al juez federal Gustavo Lleral, designado el viernes en reemplazo del cuestionado Guido Otranto, "para que encare esto rápidamente y tratar de llegar a la verdad".

Luego de que la familia de Santiago Maldonado se mostrara dispuesta a colaborar con Gustavo Lleral, el nuevo juez federal que investiga la desaparición del joven ocurrida hace 56 días y que prepara su llegada a Esquel para abocarse de manera exclusiva a la causa al menos durante dos meses, ayer el Gobierno nacional se pronunció a favor de colaborar con la investigación.

Mientras la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se ha llamado a silencio, el titular de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, destacó la necesidad de “ayudar” al nuevo juez de la causa para “que encare esto rápidamente” y se procure “llegar a la verdad” sobre el paradero del joven desaparecido desde el 1 de agosto, mientras participaba de un piquete en la ruta 40 que fue violentamente despejado por Gendarmería.

Ese día, además de la devolución de tierras que hoy ocupa el Grupo Benetton, los manifestantes pedían la libertad de Facundo Jones Huala, detenido en Esquel mientras espera que se resuelva un pedido de extradición a Chile, el cual curiosamente ya fue negado en una instancia parecida por el juez Guido Otranto.

“Hoy ya hay un nuevo juez al que hay que ayudar para que encare esto rápidamente y tratar de llegar a la verdad y ubicar a Santiago; ése es el desafío”, sostuvo el ministro en diálogo con Radio La Red.

Garavano consideró además que como la recusación no fue por “una situación irregular con el juez Otranto”, las medidas dispuestas por ese magistrado deberían seguir su curso.

Cabe recordar que el viernes último el cuestionado juez fue apartado de las dos causas (hábeas corpus y desaparición forzada) por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia que preside Javier Leal de Ibarra.

El organismo, a su vez, dispuso que Lleral se dedique durante 60 días “de manera exclusiva” al caso, que tiene un expediente de más de 2.000 fojas, 250 horas de grabación de audiencias y 30 testigos.

MAPUCHES EXPECTANTES

Ayer, en tanto, las comunidades mapuches también se manifestaron optimistas por la reciente designación del juez. Aseguraron que esperan que con el cambio “se empiece a investigar lo que hay que investigar”.

Así lo señaló Soraya Maicoño, vocera de la Pu Lof de Cushamen, quien afirmó que “están a la espera” de lo que haga Lleral, luego de que Otranto allanara “violentamente” la semana pasada territorios donde viven habitantes originarios.

Fuentes de la Gendarmería de igual forma valoraron el cambio de magistrado en la causa porque, dijeron, “había mucha tensión”, y manifestaron que “si eventualmente algún gendarme tuviera algo que ver, se lo querellaría en el momento”.

En cuanto a Otranto, a pesar de su apartamiento, el juez continúa con la causa sobre el despeje de la ruta 40 el lunes 31 de julio, que se vincula de manera directa con la investigación sobre Maldonado, ya que el joven desapareció un día después luego que el magistrado ordenara que Gendarmería avance sobre la protesta mapuche.

Además, hay que decir que ese 31 de julio se reunieron en Bariloche el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, y los ministros de Gobierno de Río Negro y Chubut. Allí se definió la estrategia para terminar con los reclamos de los pueblos originarios, según admitió el chubutense Pablo Durán en la interpelación a la que lo sometió la Legislatura.

ENCUBRIMIENTO

A todo esto, el fiscal ante la Cámara Federal porteña, Germán Moldes, dictaminó ayer que la causa por el supuesto encubrimiento del Gobierno nacional en la desaparición de Santiago Maldonado debe ser investigada por un juez de Comodoro Py y no ser enviada a la Justicia federal de Chubut.

“El encubrimiento es un delito autónomo, con lo cual no puede sumarse a la causa principal por la desaparición de Maldonado”, sostuvo el fiscal en el escrito que presentó ante la Sala I de la Cámara, según pudo reconstruir esta agencia.

El fiscal Moldes presentó su posición ante la Cámara luego de que su colega de primera instancia, Federico Delgado, apelara la decisión del juez Rodolfo Canicoba Corral de declararse incompetente para investigar los hechos denunciados y dispusiera el envío de la denuncia a la justicia federal de Esquel.

La discusión comenzó luego de que Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) presentara una denuncia en los tribunales del barrio porteño de Retiro para que se investigue si el Gobierno nacional encubrió a Gendarmería respecto de la causa en la que se investiga la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut.

Al recibir la denuncia, Canicoba Corral se declaró incompetente y dispuso remitirla al juzgado federal de Esquel, donde se investiga la desaparición de Maldonado, caso que ahora está en manos del juez Gustavo Lleral, tras el desplazamiento de la pesquisa de Guido Otranto.

Esa decisión fue apelada por el fiscal Delgado la semana pasada, cuando sostuvo que “el juez, sobre la base de calificaciones y disquisiciones dogmáticas, sin ningún tipo de investigación previa ni indagación concreta de los hechos, se declaró incompetente y ordenó la remisión de la investigación”.

La Cámara Federal fijó para el 10 de octubre próximo la audiencia por las apelaciones del fiscal Delgado y de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) a la decisión del juez federal Rodolfo Canicoba Corral de declararse incompetente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico