Allanaron la casa donde vivía el bebé: levantaron rastros de sangre y prendas de vestir

Se trata de una vivienda del barrio LU4, en donde vivían el bebé abusado junto a su madre y el sospechoso, único detenido que tiene el hecho (A.E.O de 31 años). Los investigadores secuestraron elementos de intereses para el avance de la causa.

Personal de la Policía Científica y la Brigada de Investigaciones anoche llevaron adelante un allanamiento en la vivienda en donde se presume que habría ocurrido la agresión al bebé de siete meses que ingreso al Hospital Regional permanece internado con graves lesiones en su cuerpo y con signos de abuso sexual.

Según confirmaron a El Patagónico fuentes judiciales en la vivienda del complejo LU4 se secuestraron elementos de intereses para el avance de la causa. El viernes será la audiencia de control de detención para el único detenido A.E.O de 31 años a quien se lo imputaría la autoría del delito de tentativa de homicidio y presunto abuso sexual.

La Policía Científica trabaja en procura de buscar indicios para sumar a las sospechas de los graves delitos por los que se investiga al detenido. Y en el domicilio allanado los investigadores levantaron rastros de sangre y prendas de vestir que serían de interés para el avance de la investigación.

El fiscal Julio Puentes declaró al respecto: "buscamos elementos de esta grave causa. Es un menor de siete meses con costillas quebradas, traumatismo de cráneo y evidencias de abuso sexual".

Mientras el pequeño continúa con pronostico reservado en la Terapia Intensiva Pediátrica con asistencia del respirador artificial.

El niño presenta diversos traumatismos en su cuerpo, fracturas y una fuerte contusión en la región craneal por la que debió ser intervenido quirúrgicamente.

EL HECHO

La madre del niño realizó una denuncia ante la Comisaría de la Mujer, después que tomara intervención la Comisaría Primera al ser alertada la autoridad policial por parte de los médicos del hospital sobre la situación en que ingresó el pequeño un centro asistencial médico privado.

Según la información recabada a partir de fuentes relacionadas con la investigación, la madre del bebé se fue a trabajar y habría dejado al niño primero al cuidado de una niñera y luego al cuidado de un hombre de 31 años. Aún no está claro si la relación es de amistad o amorosa, pero el hombre conviviría con la mujer desde hace un tiempo.

Al regresar de su trabajo, la madre encontró al bebé con graves lesiones en su cuerpo y con signos de abuso sexual, por lo que llamó rápidamente a Emergencias Médicas (EMEC) cuyo personal trasladó en una ambulancia al niño al Sanatorio La Española. Desde ese centro asistencial privado derivaron al bebé al Hospital Regional.

DETENIDO

Con el correr de las horas y tras la denuncia de la madre ante la policía, la funcionaria de fiscalía Andrea Serer ordenó la detención del sospechoso, la que se concretó con la ayuda de la Brigada de Investigaciones. Se trata de AEO, de 31 años, cuya identidad este diario no publica para evitar entorpecer la investigación.

La madre del bebé señaló haber visto -en el poco tiempo que se conocen-, actitudes violentas de este hombre contra el hijo de él, de 3 años.

Serer ordenó detener al sospechoso a las 15 de ayer amparada en el artículo 217 del Código Penal del Chubut, artículo que faculta al fiscal a ordenar la aprehensión del imputado sin autorización previa de un juez, cuando estimare que se cumplen los presupuestos para dictar la prisión preventiva y que resulta necesario su encarcelamiento.

El hombre fue detenido en un domicilio del barrio LU4 en donde estaba residiendo. Cuando los vecinos se fueron enterando de lo que había ocurrido, intentaron lincharlo mientras era subido al patrullero.

También tomó intervención en el caso la Asesoría de Menores e Incapaces para resguardar y asistir al niño de 3 años, hijo del sospechoso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico