Aníbal Ibarra denunció amenazas y renunció a la defensa de Cristina Kirchner

El exjefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, informó ayer que no será el abogado de la expresidente, Cristina Fernández de Kirchner, porque recibió amenazas contra sus hijos e intimidación contra su persona en su domicilio personal.

A una semana de haber asumido, Ibarra realizó el anuncio y no ejercerá la defensa de la exmandataria en la causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA a raíz de la firma del Memorándum con Irán, expediente que ayer fue elevado a juicio oral por el juez Claudio Bonadio.

Según explicó en un escrito que publicó en redes sociales, Ibarra tomó esa decisión a raíz de que existe una “operación mediática y política para golpear a CFK utilizando -una vez más- la tragedia de Cromañón”.

Además, en ese marco denunció que amenazaron a sus hijos menores e y se produjeron “irrupciones” en su domicilio “en varias oportunidades” como “fechas de cumpleaños y días del padre”.

“He pasado agresiones a mi persona y por daños a mi domicilio en reiteradas ocasiones. Todo ello sin perjuicio de las veces que intervinieron en actividades políticas y actos de campaña, algunas en forma violenta”, resumió el exlegislador porteño.

Ibarra también sostuvo que intentaron que personas de su entorno “no puedan trabajar en medios informativos” y que él “no asumiera como legislador” o “ejercer una asesoría jurídica en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad”. Y aclaró: “Todo esto a pesar de haber sido sobreseído por la Justicia de forma unánime por todos los jueces intervinientes en tres instancias”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico