Apertura de pensamiento

No es el frío de la costa local, ni siquiera el viento o la condición de las mareas el principal obstáculo de los nadadores de aguas frías. Su principal problema es el cuerpo de guardavidas municipal, que nos les permiten meterse en ningún lugar donde dejen de hacer pie. A pesar de llevar elementos de seguridad como los torpedos.

"Los bañeros no nos dejan meternos en ningún lado que no hagamos pie, a pesar de llevar los torpedos. Eso por una directiva del jefe de guardavidas. Pero yo nunca vi nada escrito que se refiera a ello", apunta Tetamanti.
El geógrafo entiende que la preocupación de los guardavidas es válida. Pero cree que falta unificación de criterios respecto a las actividades que se desarrollan en la costanera local.
"Llama la atención la falta de regulación, dado mientras nos prohíben a nosotros, había un hombre con moto de agua y una manguera que vuela en el mar. Sin tener en cuenta quienes estaban nadando alrededor", expresó Juan Manuel.
Un registro de nadadores, pedir un apto médico, incluso firmar un deslinde de responsabilidad civiles es parte de lo que proponen los NAF para que puedan utilizar la costa local.
"Estaría bueno que el cuerpo de guardavidas (como en otras puntas de la costa) prevengan, no prohíban. Que son dos cosas distintas. Porque tampoco nos vamos a meter entre los barcos de pesca o buscamos cometer una fracción. Y nos han sacado con botes, con motos. Me parece que es necesario que la perspectiva cambie, porque tampoco no es que nadamos en la Antártida, tenemos un promedio de 15 grados y solo vamos hasta la balsa, no más allá", recalcó.
"En Rada Tilly la mente es más abierta", coinciden ambos nadadores, pero también es cierto que no se tiene conocimiento si hay algún control sobre aquellos que practican deportes extremos sin ningún filtro más que contar con el dinero para comprar el equipo.
"Acá hay muchos guardavidas en la costanera local, cuando el ejido urbano abarca hasta la 'bajada de los palitos', y se lavan las manos poniendo un cartelito de 'sin servicio de guardavidas'. Entonces en esos lugares que deberían estar regulados, te encontras con los cuatriciclos que pasan a cualquier velocidad habiendo niños en la costa", remarcan.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico