Argentina busca consagrarse campeón mundial de básquet como hace 69 años

La selección nacional que conduce Sergio Santos Hernández se medirá con España por la final de la Copa del Mundo que se disputa en China. Los dos llegan invictos a la definición por el título con siete triunfos. Argentina va por su segundo título del mundo como lo fue en 1950, mientras que los de la Península Ibérica buscan el mismo objetivo tras haberse coronado en 2006. El partido se televisará por TyC Sports, la TV Pública, DeporTV y DirecTV Sport (610 y 1610 HD).

El seleccionado argentino de básquetbol definirá hoy ante España el título del Mundial China 2019, lo que representa la oportunidad de cerrar un nuevo capítulo de la historia grande del deporte nacional.

La gran final entre los dos invictos del torneo se jugará desde las 9 de Argentina en el Wukesong Sport Center de la capital Beijing, que dispone una capacidad para 19.000 personas. Cuatro canales transmitirán el partido: TyC Sports, DirecTV Sports, la Televisión Pública y DeporTV. Antes, a partir de las 5, disputarán el tercer puesto Francia y Australia.

Argentina asumirá su tercera chance de alzar la Copa del Mundo después de tomar la primera, en la edición estreno de 1950 que organizó, y de quedar en el umbral de la gloria en Indianápolis 2002 cuando perdió con Yugoslavia (84-77) con la base del equipo que dos años más tarde coronó el oro olímpico en Atenas.

Aquella Generación Dorada, que tuvo a Emanuel Ginóbili como símbolo, sentó las bases de un virtuoso ciclo para el básquetbol argentino que aún tiene vigencia pese al retiro de casi todos sus integrantes, a excepción de Luis Scola, el líder absoluto del seleccionado actual.

El equipo dirigido por el bahiense Sergio Hernández superó todos los pronósticos en China, consiguió como un mero trámite el primer objetivo de sellar la clasificación para los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y se instaló en la final con un rendimiento admirable.

“Juegan bien, con una unión y un coraje que contagia, que inspira. Defienden durísimo, están tremendos y en ataque tiene jugadores que resuelven. Es muy lindo verlos”, reconoció Ginóbili en el entretiempo de la semifinal con Francia, para la que viajó 18 horas desde Estados Unidos.

“Estaba viendo el partido con Serbia (cuartos de final) y me emocioné en los últimos minutos. Entonces dije: ‘no, me voy para allá, esto no me lo puedo perder”, reveló el basquetbolista argentino más grande de todos los tiempos.

Sensaciones similares, pero desde otro lugar, experimentó el “Oveja” Hernández, que después de la clasificación a la final no dudó en asegurar que “este es el mejor equipo que he dirigido en mi vida, con todo mi respeto hacia los demás. No solamente porque gana sino porque juega bien. No tenemos un segundo de distracción, somos insoportables”.

Insoportable al momento de defender, eficaz a la hora de atacar, concentrado en cada segundo del partido y comprometido con la causa colectiva son las virtudes que mostró Argentina desde su primer partido en China 2019.

Su campaña hasta la final lo expresa con claridad a partir de sus victorias ante Corea del Sur (95-69), Nigeria (94-81), Rusia (69-61), Venezuela (87-67), Polonia (91-65), Serbia (97-87) y Francia (80-66).

El último obstáculo hacia la gloria máxima es un seleccionado español laureado, compuesto por jugadores de experiencia y que tiene una apreciable ventaja sobre Argentina en el historial del Mundial de básquetbol.

En su recorrido hacia la final le ganó a Túnez por 101-62, a Puerto Rico por 73-63 y a Irán por 73-65 en la primera ronda; a Italia por 67-60 y a Serbia por 81-65 en la segunda fase; a Polonia por 90-78 en cuartos de final y a Australia por 95-88 en la semifinal.

El pívot Marc Gasol (34 años), campeón reciente en la NBA con Toronto Raptors, en su hombre más importante en la zona de la pintura, con un tiro respetable de media distancia y sobre todo con una potencia demencial cerca de los tableros.

También destacan los perimetrales Rudy Fernández y Sergio Lull (compañeros de Facundo Campazzo y Gabriel Deck en Real Madrid), Ricky Rubio, jugador de Phoenix Suns, y el alero Juancho Hernangómez (Denver Nuggets) dentro de un plantel con edad promedio de 30 años y altura de 2 metros, apenas cuatro centímetros más que el equipo argentino.

España también buscará su segundo título mundial después del alcanzado en Japón 2006 tras eliminar a la “Albiceleste” en semifinales por un apretado 75-74, que pudo tener otro final si entraba el tiro externo del santafesino Andrés “Chapu” Nocioni a tres segundos de la chicharra.

Esa victoria es una de las cinco que tienen los europeos en un historial mundialista de siete encuentros. Argentina obtuvo dos triunfos: uno en la edición Canadá 1994 por 74-65 y otro por 86-81 en el último antecedente, que determinó el quinto puesto de Turquía 2010.

Por otra parte, Serbia se quedó con el quinto lugar del certamen al derrotar en Beijing a República Checa por 90-81, mientras que en el otro partido jugado ayer, Estados Unidos venció a Polonia 87-74 y de esa manera obtuvo el séptimo lugar, siendo esa su peor clasificación histórica del torneo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico