Aseguran que en un año más de un centenar de textiles quedaron sin trabajo

Preocupa en el parque industrial de Trelew el anuncio del cierre de Sedamil en Buenos Aires, se temé que la medida tenga su réplica en la zona donde ya se perdieron más de cien puestos de empleo.

El secretario Asociación Obrera Textil, Sergio Cárdenas, se refirió al cierre de una planta de Sedamil en Buenos Aires. “Hace un mes cerró definitivamente el sector de confección. Eran más de 400 puestos de trabajo que se perdieron”, manifestó.

Cárdenas reiteró que “está muy complicada la actividad del sector textil -y- no hay ningún aliciente que tienda a mejorar esto. La política nacional es de total apertura de las importaciones, de manera indiscriminada y casi criminal. Esto hace que la industria textil este sufriendo una situación muy grave”, advirtió.

En esta línea remarcó en diálogo con Radio 3 que “el Gobierno nacional tiende a hacernos creer que no podemos producir anda. Que tenemos que importar todo y exportar solo materia prima, un poco de minería y un poco de turismo”.

Añadió que “a nivel provincial y municipal encontramos apoyatura. No queremos hacer responsables al Intendente y el Gobernador de las medidas que no se toman a nivel nacional para una industria privada que necesita mercado”.

“Necesitamos mercado interno y políticas de desarrollo industrial, que no están en la agenda del Gobierno nacional”, enfatizó.

De esta forma recordó que actualmente Sedamil “tiene 306 operarios en Trelew. Estamos tratando de salvaguardar todos los puestos de trabajos -ante- un mercado interno que está virtualmente paralizado”.

Detalló que “las suspensiones culminan en diciembre y comienza el periodo vacacional donde la empresa va a cerrar durante 15 días y empieza a otorgar vacaciones. Todo el personal estaría trabajando nuevamente a mediados de enero nuevamente con la expectativa que se inicie un año comercial distinto a lo vivido en los últimos tiempos”, dejó trascender.

En este panorama, Cárdenas alertó que “en el país hay delegaciones de la AOT que cerraron sus instalaciones porque no les quedaron más afiliados. Son más de 10 mil puestos de trabajo genuino, directo, registrado e histórico, que se han perdido en el último año y medio”.

En Trelew, quedan 306 operarios en la firma Sedamil y “hace un año atrás eran más de 450. Se perdieron de un solo saque 103 puestos en hilandería -y aunque- es cierto que se pagaron las indemnizaciones y recibieron lo que corresponde, queda el sabor amargo que reinsertarse en el sector textil hoy es muy complicado”.

Actualmente en Sedamil, solamente quedó produciendo el sector tintorería, “gracias a que tenemos el parque industrial con mejor infraestructura del país, lo que hace que todavía tengamos dos grandes tintoreras que ocupan casi 500 trabajadores (Sedamil y Tendlarz)”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico