Asesinaron de un escopetazo a una adolescente

Rocío Sañudo tenía 17 años y fue asesinada de un escopetazo, por el caso detuvieron al novio de 20 años que gritaba "perdón, perdón" cuando llegó la policía.

Una adolescente de 17 años murió tras recibir un escopetazo en el tórax en la localidad bonaerense de Benito Juárez, por el hecho detuvieron a su novio. Rocío Sañudo, era de Azul, pero vivía en un establecimiento rural denominado San Gerónimo, situado en Cuartel VII, junto a su novio, Kevin Herrera de 20 años.

Cuando llegó la Policía a la casa de los jóvenes, la adolescente estaba sentada en el suelo, apoyada contra la cama, con la herida de bala en el tórax que había sido mortal, y él joven no paraba de pedir perdón a los gritos. Los efectivos secuestraron una carabina calibre 22 que estaba a un metro del cadáver, y detuvieron a Herrera.

El arma será peritada en las próximas horas para tratar de determinar si se trató de un “femicidio” o un “homicidio culposo”, es decir por un accidente, ya que el novio de Rocío no paraba de gritar que se le había escapado el tiro. "Hay que ver la pericia, el resultado de la autopsia, la trayectoria del disparo, entre otros elementos, para ver cómo fue la situación", dijo un vocero encargado de la pesquisa a Télam.

Por otro lado, los investigadores notaron que en la habitación había signos de violencia: la puerta del placard estaba arrancada y había prendas de vestir dispersas en el suelo. El hecho es investigado por el fiscal David Carballo, a cargo de la UFI N°2 del Departamento Judicial Azul, y la ayudante fiscal de Benito Juárez, Paula Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico