Bayern Munich venció 1-0 al Arsenal y avanzó a semifinales

El conjunto alemán se quedó con una merecida victoria de local, con el gol de Joshua Kimmich en el Allianz Arena, y enfrentará al Real Madrid.

Bayern Munich venció 1-0 al Arsenal en el Allianz Arena y, luego de igualar 2-2 en Londres, concretó la clasificación a semifinales de la Champions League. Los Gunners buscaron imponerse en territorio hostil a partir de la posesión de balón, pero todos los avances se trababan en el mediocampo y Gabriel Martinelli junto a Bukayo Saka no tenían libertad para desequilibrar en el mano a mano. El dueño de casa fue más vertical, sin tener el dominio de la pelota a partir de dos avances desviados de Harry Kane en los primeros cinco minutos.

El elenco dirigido por Mikel Arteta comenzó a recostarse en la banda de Martinelli, que sumó confianza con el paso de los minutos, pero la poca claridad ante el arco de Manuel Neuer se contrastaba a un Bayern muy pragmático. Los alemanes saltaron la presión rival a los 22′ en un ataque conducido por Raphael Guerreiro y concluido con un remate cruzado de Noussair Mazraoui, que se desvió en Ben White. A los pocos segundos, David Raya tuvo su primera atajada ante un complicado remate de Jamal Musiala desde larga distancia.

El Arsenal acusó el golpe porque salió decidido contra los tres postes de Neuer. El arquero retuvo en dos tiempos un intento de Martin Odegaard. El capitán del elenco de Londres reapareció en su rol de asistidor para desmarcarse de Leon Goretzka y dejó a Gabriel Martinelli de frente al arco.

El extremo brasileño, que apareció en posición de centrodelantero, despilfarró un excelente avance con un tiro al cuerpo del portero, quien volvió a ser protagonista cuando atenazó un cabezazo de Kai Havertz en el cierre del primer tiempo. La paridad no se rompió y los equipos se fueron al vestuario para el entretiempo.

El reinicio de las acciones dejó un minuto para el infarto, porque Odegaard remató a las nubes en los primeros instantes del complemento y la respuesta fue terrible, con un doble intento a los palos de Goretzka y Guerreiro, este último con un leve desvío en William Saliba.

El avance del cronómetro mostraba una cara distinta en el Bayern Munich, hasta que llegó el único gol del partido. A los 62 minutos, Leroy Sané lanzó un centro manoteado por David Raya. El rebote del arquero le quedó a Raphael Guerreiro, no lo presionó Ben White y tuvo tiempo para mandar otro envío al área conectado por Joshua Kimmich a la carrera, para estampar el 1-0 en Alemania.

Los siguientes instantes al traspié defensivo, exhibieron una débil imagen de un Arsenal sacudido emocionalmente porque estaba obligado a emparejar la historia en el tiempo reglamentario para evitar la eliminación, pero tuvo dificultades para vulnerar a Manuel Neuer, que debió intervenir para desviar un tiro de Martin Odegaard en el cierre.

La derrota consumada en el Allianz Arena remarca la complicación de un terreno adverso para la entidad inglesa, ya que solo ha ganado uno de sus siete partidos ahí, cuando venció 2-0 en 2013, pero igualmente quedó eliminado en octavos de final por la extinta regla del gol de visitante (había perdido 3-1 en la ida). No accede a semifinales desde la temporada 2008-2009, cuando lo eliminó en esa ronda el Manchester United de Cristiano Ronaldo.

En el plano doméstico, Bayern Munich logró dejar atrás la coronación del Bayer Leverkusen en la Bundesliga, después de 11 temporadas de dominio bávaro, mientras que los Gunners agregaron un nuevo capítulo a una semana negra porque cayeron el último domingo contra Aston Villa, cedieron el liderato de la Premier League al Manchester City (quedó a dos puntos) y dejó escapar el sueño de lograr la primera Liga de Campeones de su historia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico