Caleta ya se abastece de agua potable de mar

En medio de una pandemia viral y coincidentemente con otra jornada de corte de suministro de agua que proviene de Lago Musters, en la tarde de este viernes comenzó la principal prueba de funcionamiento de la Planta de Ósmosis Inversa de Caleta Olivia.

Antes de la medianoche se completará el bombeo de 16 mil metros cúbicos de agua de mar potabilizada a la principal cisterna de la ciudad, utilizándose tres de los cuatro módulos del complejo industrial emplazado a unos dos kilómetros al norte del ejido urbano, por la Ruta Nacional N° 3.

En días previos se habían realizado pruebas menores para observar el comportamiento de los sofisticados equipos y dispositivos (captación, tanques de almacenamiento, tubos de filtración, operatividad de la planta de la estación de bombeo, etc), pero hoy se está enviando un gran caudal por una tubería de 400 milímetros de diámetro que, en un trayecto de poco menos de 5 km., llega a la principal cisterna ubicada en una zona alta.

El agua se capta a unos 70 metros de la costa marina, tanto durante la alta como en la baja marea y la capacidad máxima se alcanzará cuando se repare una de las tuberías de la toma y se disponga de mayor potencia eléctrica para el funcionamiento de todo el sistema.

Juan José Naves, gerente distrital de Servicios Públicos Sociedad del Estado, empresa provincial que tiene a su cargo el control de la planta, se ocupó de encender los motores de la planta de bombeo junto a Noel Patt, uno de los responsables de la empresa Vial Norcar SRL que tuvo a su cargo finalizar las obras.

Antes de ello, invitó a periodistas de pocos medios periodísticos que presenciaron este importante acontecimiento a degustar el agua potabilizada, la cual se mezclará en todas las cisternas con la que proviene por acueducto desde el Lago Musters.

De esta manera, Caleta Olivia tiene a partir de ahora tres fuentes de abastecimiento, siendo la restante la que aportan los pozos de meseta distantes a unos18 kilómetros hacia al Oeste, en cercanías de Cañadón Seco.

Por ahora no se dio a conocer la fecha de inauguración oficial del complejo industrial que es el segundo en su tipo que existe en Santa Cruz.

El primero ya funciona en Puerto Deseado pero es de menor porte ya que dispone de dos módulos de filtración, en tanto que el de Caleta Olivia, cuando esté en pleno funcionamiento, tendrá similar capacidad de abastecimiento al sistema del Musters, que en plenitud puede suministrar unos 500 metros cúbicos por hora.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico