Chubut duplicó en el último año su superficie de áreas protegidas

El Gobierno de Chubut, a través de la Secretaría de Turismo y Areas Protegidas, logró incrementar considerablemente la cantidad de hectáreas bajo figuras de conservación. Para 2015 se prevé elevar el porcentaje al 29,5 por ciento.

 En el último año desde la Secretaría de Turismo y Areas Protegidas de Chubut se visibilizaron grandes logros en materia de conservación, teniendo como resultado un incremento de las áreas bajo conservación de un 6,2 al 13,2 por ciento del territorio provincial, otorgando así un gran valor agregado en materia turística y de protección del patrimonio natural y cultural. Para ello, se trabajó conjuntamente con el Centro Nacional Patagónico (CENPAT) y organismos del Gobierno nacional.

En este sentido, el secretario de Turismo y Areas Protegidas del Chubut, Carlos Zonza Nigro, indicó: “los avances han sido muchos en materia de conservación. Cuando asumí al frente de la cartera de Turismo nos propusimos al menos duplicar la cantidad de hectáreas protegidas, objetivo que ya superamos y que apuntamos a seguir superando; de hecho si logramos la aprobación de los proyectos que están en marcha vamos a casi a quintuplicar el porcentaje”.

Y detalló: “este incremento en las áreas bajo conservación no implica que no se puede hacer nada en las áreas protegidas o reservas de biósfera; por el contrario, significa ordenar las actividades que hoy se llevan adelante, planificar a futuro y que las próximas generaciones puedan contar con el mismo patrimonio cultural y natural, además de proyectar un desarrollo turístico sustentable” e indicó que “las dos Reservas de Biósfera, una ya aprobada por UNESCO y la otra presentada esperando su nominación -Reserva de Biósfera Patagonia Azul- contemplan la actividad del hombre que hoy se realiza y que se puede realizar en un futuro”.

Asimismo, Zonza Nigro valoró “el esfuerzo y el trabajo del personal de la Subsecretaría de Conservación”, liderado por el subsecretario Víctor Fratto, quien llevó adelante el trabajo realizado en torno a la creación del Área Natural Protegida Los Altares (150.000 hectáreas) y la Reserva de Biósfera Valdés (más de 1,4 millón de hectáreas) en conjunto con CENPAT.

PROYECTOS EN MARCHA

El investigador del CENPAT y presidente de Global Penguin Society, Pablo García Borboroglu, destacó el carácter “histórico” de las decisiones políticas que ha tomado el gobernador Martín Buzzi y ejecutado el secretario de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut, Carlos Zonza Nigro.

En este sentido se refirió a los dos proyectos que están en marcha y que se han trabajado en conjunto desde la Secretaría de Turismo Provincial y el CENPAT: La Reserva Marina Punta Tombo (600.000 hectáreas) y la Reserva Biósfera Azul (más de 3 millones de hectáreas).

En referencia al proyecto de crear un área marina protegida en Punta Tombo, Borboroglu indicó que “lo que se plantea es crear un área marina protegida alrededor de Punta Tombo con el objetivo de proteger el área de alimentación de los pingüinos, que no tengan que viajar tanto para alimentarse y pueda compatibilizarse con otros usos, tratando de ver qué manejo se puede hacer para que sean compatibles actividades económicas como la pesca con la preservación de la colonia” e indicó que “hoy es difícil concebir un área protegida para aves marinas y que no incluya al mar; en Chubut es entendible porque las áreas se crearon hace 30 años y lo que se protegía era el lugar donde se iban a ver los pingüinos, es decir los miradores”.

En este mismo sentido, el investigador explicó que “ya se presentó ante la Unesco el proyecto para declarar Reserva de Biósfera la zona que va aproximadamente desde Isla Escondida hasta Puerto Visser, que incluye tierra y mar” y destacó que “de aprobarse va a ser la más grande de Argentina; se trata del sector de costa de mayor concentración de biodiversidad de todo litoral marítimo de nuestro país”.

Entre muchos atributos, la zona que contempla la Biósfera Azul posee 31 especies de mamíferos terrestres, 36 especies de mamíferos marinos, 55 especies de aves costeras y marinas, 54 especies de aves terrestres, 81 especies de peces, 130 especies de algas y 195 especies de invertebrados marinos. Incluirá el 40% de la población mundial del Pingüino de Magallanes, casi el 100% de la población del pato vapor no volador del Chubut, y 42 apostaderos de lobos marinos. Además posee un altísimo valor histórico y cultural.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico