Chubutenses trabajan con equipos olímpicos

Se trata del profesor Ruperto Ruiz y el máster en yoga deportivo Daniel Espina, quienes se encuentran abocados a la puesta a punto de los equipos de boxeo y yachting, respectivamente, rumbo a Tokio 2020.

Desde hace un tiempo a esta parte se sabe que Tokio 2020 será la edición de Juegos Olímpicos de mayor trascendencia en la historia para Chubut, por la representación que tendrá.

A los deportistas ya clasificados (Joaquín Arbe, Eulalio Muñoz, Eduardo Sepúlveda y Sofía Gómez Villafañe), se suman actores que son de vital importancia para la puesta a punto de los representantes argentinos, como es el caso de Rodrigo Peláez, el entrenador de “Coco” Muñoz, que fue confirmado como parte del cuerpo técnico del equipo nacional de atletismo.

Sin embargo, Peláez no es el único “profe” chubutense que trabaja y forma parte de la preparación de los atletas rumbo a Tokio 2020, ya que también se encuentran dentro de este proceso Ruperto Ruiz y Daniel Espina, quienes trabajan junto a los equipos de boxeo y yachting, respectivamente.

“PETO” JUNTO AL BOXEO

Ruperto Ruiz, integrante del staff de Chubut Deportes, es un reconocido preparador físico de Trelew que cuenta con casi 30 años de trayectoria en la formación y preparación de atletas chubutenses.

Conocido como “Peto”, a lo largo de estos años de trayectoria ha trabajado con grandes referentes del deporte provincial como los boxeadores Omar Narváez, Walter Matthysse y la atleta "Vanshi" Thomas, entre otros.

Además, tiene un extenso recorrido como preparador físico de los seleccionados chubutenses, tanto de Juegos EPADE como de Araucanía y en distintos clubes de la zona.

Hace poco más de un año, fue convocado por el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) para formar parte del staff de entrenadores de la selección nacional de boxeo olímpico. Desde ese momento hasta hoy, se encuentra abocado al trabajo con el equipo que representará al país en Japón.

Si bien Ruiz no viajará junto al equipo, es considerado una pieza fundamental para que los representantes nacionales lleguen de la mejor manera a la competencia.

El profesor no ocultó su alegría por la experiencia vivida. “Siempre agradecido a esta profesión, que me ha dado tantas alegrías. Siempre aprendiendo, dando todo con el corazón. Después de casi treinta años de profesión, estas oportunidades se disfrutan mucho más”, reflexionó.

Ruiz contó que “hace poco más de un año recibí la convocatoria para trabajar tanto con los Juveniles y Mayores, y ha sido un proceso muy enriquecedor. En esta ocasión estamos en la puesta a punto de nuestros representantes olímpicos”.

Asimismo, remarcó que si bien le tocará acompañar al equipo desde la Argentina, “lo que realmente nos interesa es que los chicos lleguen en condiciones de competir con la elite mundial y puedan alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto como equipo”.

ESPINA, POR EL SEPTIMO

Quizás el nombre de Daniel Espina no sea muy conocido en el ambiente deportivo provincial. Sin embargo, estará en su séptimo Juego Olímpico.

Espina, nacido en Santa Cruz pero con muchos años de residencia en Chubut, ha sido un pionero en la práctica y difusión del yoga en todo el territorio chubutense.

Fue el primer presidente de la Federación Argentina de Yoga y hoy se encuentra radicado en Chascomús, provincia de Buenos Aires.

Su relación con el olimpismo argentino se remonta al año 1995, cuando ingresó al cuerpo de profesionales del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD).

Desde ese momento colabora, desde su especialidad, con distintos entrenadores para que los atletas mejoren su nivel y lleguen a cada competencia en la plenitud de su potencial. Hoy es el director de la Escuela de Yoga Científico, Deportivo y Psicosomático, que funciona en el máximo ente del deporte nacional.

En el CeNARD integra el equipo de entrenadores oficiales. Unos 50 deportistas de alto rendimiento y de distintas disciplinas, son asistidos por Espina.

En cuanto a los logros olímpicos que tiene en su haber, en windsurf con Carlos Espínola lograron en los Juegos Olímpicos Atlanta 96 y Sydney 2000, la medalla de plata y, en Atenas 2004 y de Beijing 2008, las medallas de bronce. En yachting, con Santiago Lange, han obtenido en Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 medallas de bronce y en Río de Janeiro 2016, la de oro.

Daniel Espina es considerado como uno de los mejores entrenadores de Yoga Aplicado al Deporte en el país y ha obtenido un Doctorado en Yoga de la Universidad de Nueva Delhi en India, cuna de ese arte milenario.

En una charla brindada en Trelew, Espina había remarcado que "el rendimiento de un deportista se basa en tres aspectos: la preparación física, la técnica y la habilidad mental. En este último punto es donde el yoga se vuelve un elemento fundamental”.

En ese sentido, agregó: “presión y concentración suceden dentro de los deportistas durante una competencia. Mi objetivo es lograr que los chicos puedan tener foco en las cosas que son importantes durante esa competencia. Es lo que llamamos entrenamiento mental".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico