Comisión de fomento de Cañadón Seco resaltó el rol protagónico de la mujer

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, la comisión de fomento de Cañadón Seco brindó el jueves un emotivo homenaje a habitantes de esa localidad en el marco del acto institucional que tuvo lugar en la plaza dedicada a las referentes del género.

Caleta Olivia (agencia)

El acto fue presidido por el comisionado Jorge Soloaga, acompañado por su equipo de gestión, y contó con la presencia de un centenar de mujeres.

En principio fue recordado el trágico episodio que costó la vida a 129 obreras de Nueva York que a principios del siglo pasado perecieron quemadas dentro de una fábrica textil cuando reclamaban por condiciones laborales humanitarias. En homenaje a ellas, el 8 de marzo se instituyó como el Día Internacional de la Mujer.

En su memoria y la de todas las mujeres argentinas fallecidas, en particular aquellas que vivieron en Cañadón Seco, se realizó un minuto de silencio al tiempo que se escuchó la sirena de una autobomba de la Unidad 18 de Bomberos.

Tras ello, el diácono Mario Sosa pronunció una invocación religiosa bendiciendo a todas las mujeres y pidió a las autoridades políticas que fortalezcan la lucha contra la violencia de género “porque Dios creó a un ser valioso y nos hizo a todos iguales. Si no fuera por ellas, nuestros templos estarían vacíos”.

DISTINCIONES

Luego se entregaron ramos de flores a varias vecinas por sus valores de humildad, respeto, identidad, solidaridad, compromiso, calidez, creatividad y labor comunitaria.

Tales reconocimientos correspondieron a Viviana Isabel Olmos, María Laura Marcola, Nancy Caro, Alejandra Bahamonde, Valeria Lorosky, Cristina Bolcato, Yolanda Ruth Giménez, Irma Valor, Albertina Santana, María Chávez, Juana Almeida y Celina Mansilla, quienes con gran emoción recibieron el afectuoso aplauso del resto de los presentes.

Seguidamente se leyó un documento elaborado por otras referentes de la comunidad a través del cual reafirmaron su constante lucha por condiciones de igualdad y reivindicación de derechos laborales, resaltando que “somos protagonistas de nuestro tiempo”,

A su vez, dirigentes del Partido Justicialista local dedicaron palabras a las trabajadoras de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) que fueron dejadas cesantes por la actual intervención de la empresa.

En ese sentido, indicaron que “estos despidos constituyen un crimen de lesa dignidad”, por lo cual instaron a fortalecer la lucha en la cuenca carbonífera.

VALOR SUPREMO

Al hacer uso de la palabra, Soloaga hizo alusión al rol de la mujer en el tercer milenio, indicando que en ese contexto “se van resignificando aspectos que vienen desde el fondo de la historia” y representan un valor supremo “que puso Dios sobre la faz de tierra”.

En tal sentido, instó a profundizar la reflexión en torno a la fecha que se celebraba “y a continuar “persiguiendo objetivos sagrados de la vida”.

Al mismo tiempo aludió a la necesidad de “establecer un esquema de protección a vecinas que sufrieron y sufren violencia de género al ser objeto de personajes viles, granujas y cobardes que las amenazan e insultan como pasó no hace mucho tiempo” en la localidad, añadiendo que desde su responsabilidad institucional y personal continuará impulsando un sistema que las proteja.

También habló de violencia política que sufrieron o sufren personalidades de la política argentina, como en su momento fue el caso de Eva Perón y ahora el de Cristina Fernández de Kirchner y de Milagro Sala, “quienes por ponerse al hombro el dolor de otros fueron perseguidas y maltratadas”.

“Algunos personajes celebraron insultarlas con frases tales como ‘viva el cáncer´ o diciéndoles indistintamente ‘puta, yegua o montonera’, pero la mayoría de la gente percibe que detrás de esa cobardía insoportable y repugnante hay un machismo inexplicable”, destacó.

Además, puso de relieve que la vida de estas mujeres trasciende más allá de cualquier agresión de “cobardes e imbéciles” y que la vida misma les dará a ellos un justo castigo.

En el epílogo de su discurso señaló que “muchas veces la violencia no viene del otro género, sino del propio y eso tal vez es lo que más duele”, para finalmente hacer referencia a las mujeres de la cuenca carbonífera, tanto a las que fueron despedidas por YCRT como a las esposas de los mineros que corrieron igual suerte, pidiendo a Dios “que las proteja”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico