¿Cómo es Lago Escondido? donde Los Huemules pasaron un fin de semana inolvidable

La estancia ubicada al sur de Bariloche es un verdadero paraíso, a salvo de cualquier mirada indiscreta.

Los diez integrantes de Los Huemules (el grupo de jueces, funcionarios porteños y empresarios que viajaron juntos a Bariloche en avión privado) pasaron un fin de semana que jamás olvidarán en un verdadero paraíso, lejos de los tribunales de Comodoro Py y de las cámaras de los medios. Lago Escondido es una estancia ubicada entre la ruta nacional 40 y casi el límite con Chile, al sur de Bariloche, muy cerca del paraje El Foyel.

En los chats del grupo de Los Huemules que fue hackeado del celular de uno de ellos y que trascendieron más allá de los medios de comunicación, los jueces federales Julián Ercolini, Pablo Yadarola, Carlos Mahiques y Pablo Cayssials; el jefe de los fiscales de la ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques; el ministro de Seguridad de Horacio Rodríguez Larreta, Marcelo D’Alessandro; los directivos del Grupo Clarín Jorge Rendo y Pablo Casey; un consultor llamado Tomás Reinke y un exSIDE, Leo Bergot, urden un plan para tratar de ocultar el viaje, fraguar el motivo del pacto previo del finde, falsificar la fecha de las facturas del avión privado y el alojamiento en Lago Escondido, y buscar una versión común para mentir sobre un viaje en helicóptero hasta un centro de esquí de alta montaña.

Lago Escondido es mucho más que una estancia, más allá de las controversias y las causas penales y civiles por el acceso a las costas y la presunta venta irregular de las tierras.

En las miles de hectáreas, hay, además de la mansión, un centro de convenciones con habitaciones para decenas de personas, la manada de alpacas más grande del país, una central hidroeléctrica, un feed lot.

La dueña es Hidden Lake SA, una sociedad a nombre de Joseph Lewis y su hijo Carles. Tienen una fortuna en negocios inmobiliarios, agrícolas, hoteleros, energéticos, turísticos, gastronómicos.

Hidden Lake está presidida por Nicolás van Ditmar, un barilochense de 58 años, que fue nexo para la compra de esas tierras a la familia Montero. Se supone que es él quien aparece mencionado como Nico en los chats de Los Huemules porque es al que le piden antedatar facturas por el alojamiento y las excursiones.

Electrizante

Mediante otra empresa, Patagonia Energía, tienen una central hidráulica sobre el río Escondido que durante el gobierno de Mauricio Macri ganó el concurso para vender energía a un precio preferencial: 105 dólares el megavatio hora (MWh).

Hasta donde RÍO NEGRO supo, la empresa tiene 140 empleados de manera permanente, en general bajo el convenio de Uatre.

Hay miles de cabezas de vacunos que terminan el proceso de engorde en un feed lot.

En Lago Escondido tiene la manada de alpacas más grande del país, además de un número grande de guanacos y llamas. Ovejas y corderos, además de flamencos, terminan de conformar el reino animal de Lago Escondido.

Hay una tercera empresa, Helipatagonia SA, que es la única que aparece como parte de Tavistock, cuyo único propósito es operar el helicóptero Bell 429 biturbina, que puede transportar hasta pasajeros.

Los caminos de Lago Escondido son ramificados y parecen cubrir casi toda el área de la propiedad que va desde la ruta hasta la mansión. Están en perfecto estado gracias a un parque de maquinaria vial que más de un municipio querría tener. Hasta a las retroexcavadoras y palas también le sacan su renta porque suele ser alquiladas a entidades estatales y a privados de la zona.

Hay casas de huéspedes, canchas de tenis, de fútbol, hipódromo y todo tipo de atracción similar porque, así como es ideal para que el que no quiera ser visto pueda pasar un fin de semana sin molestias, también está preparado para recibir multitudes de El Foyel o El Bolsón en campeonatos regulares de varios deportes.

Hay, eso sí, cámaras de seguridad en cada rincón, pero las imágenes de Los Huemules jamás saldrán a la luz. Hay códigos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico