Comodoro Fútbol Club realizó su primer viaje internacional a Italia

La categoría 2006 del club que dirige Nigel Andretta disputó una serie de amistosos frente a Fonte Meravigliosa, Roma, Ostiamare, Monterotondo y con el Valle del Tevere, filial de Peruggia. La historia de un club con sueños grandes.

por Carlos Alvarez

c.alvarez@elpatagonico.net

Cuando un niño comienza a entrenar de chico con la pelota, siempre sueña con llegar a jugar Primera. Poder vestir la camiseta y también conocer otras ciudades, otras provincias y algunos se atreven a soñar con visitar otros países. Siempre cuesta. Sacrificio, responsabilidad, compromiso, y cuando hay un respaldo de los más grandes los sueños se cumplen.

Hace algunas semanas, Comodoro Fútbol Club cumplió un sueño: visitar Italia y jugar amistosos allá. El director de la institución y profe Nigel Andretta no ocultó su orgullo por sus jugadores de la categoría 2006 quienes disputaron amistosos con Fonte Meravigliosa, Roma, Ostiamare, Monterotondo y con el Valle del Tevere, filial de Peruggia.

“Mi idea de viajar afuera no la tuve nunca por los costos, pero una vez escuche que El Camaruco viajaba para competir y los padres invertían en sus hijos. Ahí comencé a buscarle la vuelta para poder ir con mi club. Había dos países y se dio Italia. Mi representante que tuve, Lucas Principe, que vive en Italia hace siete años nos pusimos en contacto y él hizo que nos abrieran las puertas allá. El me había llevado en su momento a jugar en Estados Unidos, en el Chivas USA”, le comentó Andretta a diario El Patagónico.

El club comodorense ha crecido en cantidad de jugadores y participa en torneos infantiles como el de la CAI y a su vez juega para Ciudadela con las categorías más chicas en cancha grande. Por eso, uno de los objetivos del viaje fue mostrar el trabajo en otras latitudes, sumar experiencia y generar un vínculo. “La intención fue mostrar el trabajo nuestro, y fue bien recibida nuestra propuesta.estuvimos en Lecce, Paganese (napoles), Fonte Meravigliosa con quien jugamos el primer amistoso. Ahí en el club hay un comodorense, Javier Torrecillas”, reconoció el profesor.

Con la Roma fue el segundo amistoso, y luego se midieron con Ostiamare en la costa, un club de la 5ta División. Ahí estuvieron cuatro días y de ahí viajaron a Nápoles, donde visitaron el estadio San Paolo donde jugó Diego Armando Maradona y comprobaron que es como un Dios para ellos. Recorrieron las calles, se sacaron fotos adentro del estadio y sintieron el amor por el ex capitán de la selección Argentina. “Para mí fue algo único. Una experiencia única y para los chicos también. Pudieron darse cuenta que no es solo Messi, y estar en esa ciudad, recorrer y hablar con la gente de ahí fue algo maravilloso”, comentó Andretta.

Estuvieron con la categoría 2006 en Paganesee y de ahí a Lecce, donde estuvieron cuatro días más. “Nos trataron muy bien. Nos dieron bolsos con ropa y pelotas. El vínculo fue terrible. En un entrenamiento me dieron el silbato para que lo diriga yo. Fue muy fuerte. Nos recibieron de brazos abiertos y eso es lo más valorable”, subrayó.

EL MOMENTO MAS

IMPORTANTE DE CFC

En época de Mundial, el himno nacional genera un cosquilleo especial a los argentinos, y algo parecido le pasó a Comodoro Futbol Club cuando en el partido jugador frente a Valle del Tevere, filial de Peruggia. “Cuando estuvimos en Roma, en Cantalupo jugamos dos amistosos con Monterotondo y el segundo con el Valle del tevere, filial de Peruggia. El momento más importante. Nos forman los dos clubes. Nuestro capitán con la bandera italiana, y el de ellos con la Argentina, se forman y se cantaron los himnos. El momento fue único, muy fuerte, algo increíble”, describió Andreta.

El club progresó mucho, y reúnen alrededor de 90 chicos. Andretta es uno de los fundadores y admite “estoy feliz con eso. Tuve el dilema de sumar refuerzos para viajar pero me decidí por los nuestros. Esto era sumar experiencia, que vivan eso ellos de viajar a jugar a otro país y los padres entendieron el mensaje. Fue un sacrificio para todos, pero todos confiaron en el viaje y en nosotros”, graficó.

Detrás de esto hubo permisos para salir del país, pasaportes que no existían. Familias con deudas que no se quisieron perder esta oportunidad e hicieron un gran esfuerzo para que sus hijos viajen, y eso fue fundamental. Por eso, apunta que “cuando uno tiene un sueño hay que pelear y no rendirse. Yo vine a Jorge Newbery con una mano atrás y otra adelante, me metí en el petróleo y vivíamos en un pasaje. Nunca afloje y hoy tengo este proyecto que cuando comenzamos nos comíamos de a 15 goles y no baje los brazos. Esos mismos chicos compiten de igual a igual, llegando a jugar una final en el estadio. Son los mismos que viajaron a Buenos Aires y tuvieron la posibilidad de ir a Italia”.

Andretta lo repite una y otra vez. No fue un viaje de paseo, fue ir a jugar, sumar experiencia y que los chicos disfruten otra cultura. “La idea fue ir y generar un vínculo. Fue un viaje deportivo pero también cultural. Estuvimos en el Coliseo romano y visitamos el San Paolo. Para todo argentino que le guste el fútbol, estar ahí donde jugó Maradona es algo espectacular”, sentenció.

Comodoro FC entrena en “El Potrero” con las categorías más chicas y los más grandes en la cancha de 30 de octubre. Andretta agradeció públicamente el respaldo de Dislac, Pirelli y Austral Gomas que colaboraron para la indumentaria deportiva para que la delegación pueda viajar vestida como corresponde.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico