Comodoro se reconstruye "casi en soledad"

El intendente Carlos Linares abrió ayer el período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante, evocando la tragedia que Comodoro Rivadavia sufrió el año pasado y la forma en la que "casi en soledad" los comodorenses pudieron iniciar la reconstrucción de la ciudad. Hubo un claro pedido a los concejales para que rápidamente le aprueben el nuevo endeudamiento; apoyo político al gobernador Mariano Arcioni y también reclamos a Nación por las obras y apoyos demorados.

Con un fuerte discurso asentado en la tragedia que sufrió Comodoro Rivadavia el año pasado, el intendente Carlos Linares inauguró ayer, en sesión especial realizada desde las 11:40 en el Centro Cultural, el 46 período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante de Comodoro.

El acto contó con la presencia del gobernador Mariano Arcioni, diputados provinciales, la legisladora nacional Ana Llanos, la intendente de Rawson, Rossana Artero, invitados especiales y barras de Petroleros Privados, Jerárquicos, y de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA).

El jefe comunal recordó que el 29 de marzo pasado, a las 17:50, “la vida de Comodoro cambió. La naturaleza nos azotó como nunca; en una semana cayeron 400 milímetros, el doble que en cualquier año anterior. La lluvia sacudió la ciudad hasta sus cimientos, alterando todo lo que habíamos proyectado”, sostuvo.

“NOS SALVAMOS A NOSOTROS MISMOS”

Tal como lo reiteró a lo largo de la lectura de su discurso de 12 carillas, con pequeños agregados, Linares advirtió que de ese temporal “una vez más, fuimos los comodorenses los que nos salvamos a nosotros mismos”, frase con la que encerró reproches por la falta de colaboración efectiva de Nación con obras que están más que demoradas.

Por esa razón, el titular del Ejecutivo municipal destacó la tarea realizada por la SCPL, sus trabajadores, los empleados municipales, los concejales, las vecinales, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, clubes, ONGs, entidades religiosas y algunas empresas.

“Salimos adelante por estos concejales que rápidamente nos dotaron de los elementos legales que necesitábamos para no perder el orden en medio de la desesperación de la emergencia, y con el gran trabajo de mi compañero Juan Pablo Luque que demostró gran capacidad para ponerse al frente de la situación”, acotó Linares antes y después de ponderar el equipo de trabajo y a los empleados municipales.

LA DEUDA DE NACION

Luego de repasar los trabajos que se realizaron desde el municipio para contener los efectos del temporal, el intendente aseguró que “a pocas semanas de cumplirse un año de la tragedia, seguimos gestionando ante ambos gobiernos las concreciones de las obras prometidas. Hasta este momento, de los 1.500 millones de pesos comprometidos por el estado nacional hemos recibido apenas 200 millones”.

Pese a ello, el intendente destacó al ministro del Interior de Nación, Rogelio Frigerio (n), a quien “después de un año de desentendimientos lo encontramos como un interlocutor válido, capaz y predispuesto a destrabar las obras comprometidas y largamente esperadas. Logramos adjudicar la primera etapa del asfalto y en los próximos dos meses estaremos en condiciones de licitar la segunda y tercera etapa”.

Más adelante lamentó que, pese a haber demostrado su eficacia durante el temporal, el presupuesto nacional no tiene ni una línea referida a la obra de estabilización del cerro Chenque. “Esperemos que los problemas con la empresa puedan superarse y la obra no quede inconclusa. Tampoco fue plasmado nuestro histórico pedido por el Camino de Circunvalación”, lamentó.

Respecto del gobierno nacional, Linares aseguró que se escucharon “muchos proyectos, muchas promesas, muy poco para una de las ciudades que más ha aportado al Tesoro Nacional en los últimos 100 años”.

Como sucedió en cada uno de los temas planteados, el intendente elogió a los funcionarios responsables. Así, en lo que respecta al temporal Linares ponderó la actuación realizada por el secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Palomeque.

APOYO CON RECLAMO

Luego de hablar de la tarea realizada en Comodoro en torno a la búsqueda del ARA San Juan, Linares se refirió a la situación provincial y celebró que a más de dos años de la alerta que se venía haciendo desde la ciudad “el gobernador Mariano Arcioni haya sincerado la situación y que se abra al diálogo para encontrar soluciones conjuntas y duraderas. Comodoro siempre aportó y está dispuesta a aportar al bienestar de nuestra provincia. No habrá a largo plazo un Comodoro próspero sin una provincia próspera”, sentenció.

En el mismo tono, y mirándolo de frente, Linares le aseguró al mandatario provincial el acompañamiento “de esta ciudad a todas las medidas que sean necesarias para sacar adelante a esta provincia. Podemos discutir y disentir, pero nunca dejar de cooperar. La situación actual de Chubut jamás podrá ser superada desde los egoísmos, los regionalismos o los intereses sectoriales. Muy por el contrario, nuestra prioridad debe ser la construcción de un proyecto común de políticas a largo plazo que nos permitan crear futuro y generar tranquilidad”.

Así, luego de recordar las colaboraciones que se hacen en materia de Salud y Seguridad, con una inversión de 166 millones de pesos, Linares solicitó más presupuesto provincial para el Servicio de Protección de Derechos y el cumplimiento de los aportes comprometidos para atender el temporal.

“Entendemos la gravísima crisis económica que atraviesa la provincia, pero eso no quita que reclamemos lo que nos corresponde”, señaló para de inmediato recordarle a Arcioni que “de los 100 millones de pesos que la provincia comprometió para ayuda a los damnificados por el temporal hay 60 millones que nunca llegaron. Gente que lo necesita muchísimo y aún lo espera. Señor gobernador: esperamos que la provincia cumpla con esos comodorenses”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico